Por: Rubén Romero

Articulista invitado

De acuerdo con las cifras oficiales 2.2 millones de personas se han contagiado de Covid-19 en México, aunque se especula que esa cifra podría ser por lo menos del doble a causa del bajo nivel de pruebas anti Covid-19 que se hacen en el País.

Eso significa que uno de cada 20 mexicanos ha sufrido la infección y debe decirse que el 91 por ciento de los contagiados ha logrado recuperarse. Al otro 9 por ciento no le fue nada bien. Eso significa casi 200 mil fallecidos.

Aquí dos apuntes: uno es que es que quienes sufren el contagio de manera no grave prefieren ser reservados y no comentarlo socialmente. No les gusta que se sepa que se contagiaron.

El otro apunte es que, dentro de ese gran total ya se han presentado casos de corredores contagiados.

Bien sea por accidente o por la falsa creencia de que un corredor es inmune al contagio, sabemos de un buen número de corredores que resultaron contagiados. Nadie está exento.

Aquí surge la pregunta ¿cómo les ha ido en su recuperación a los corredores que lograron superar el contagio?

Entre entrevistas telefónicas y en publicaciones especializadas hemos encontrado que cuando un corredor se libra de la enfermedad su proceso de recuperación apenas empieza.

Esa recuperación puede tardar desde pocos hasta muchos meses, incluso años, con secuelas que el corredor no esperaba sufrir.

Es frecuente que se hable de “falta de aire” al salir a trotar -lo que tiene que ver con daños al sistema respiratorio-, pero también es cierto que puede haber daños serios al sistema cardiovascular -al corazón-, que dependen de cada persona.

Algunos pacientes de Covid-19 han mostrado altos niveles de troponina en su torrente sanguíneo, una proteína que se libera cuando el músculo cardíaco se daña y que con frecuencia se encuentra en personas que mueren por infarto.

Lo importante aquí es saber que los síntomas de fatiga, de dificultad para respirar y de arritmia no son exclusivos de los problemas pulmonares, también pueden tener su origen en un problema cardíaco, que la persona puede ignorar.

¿A qué viene todo esto?, a reiterar algo que se ha dicho mucho: antes de recibir la vacuna nadie está protegido. Covid-19 no distingue corredores de no corredores.

Recuerda que correr es salud y algo más.., mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com