AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

En un gran esfuerzo intelectual y un franco cambio de impulsividad, el nuevo intubado decidió que podría permanecer atento al entorno, sin desesperar, también descansar y recuperarse, aunque sabiendo perfectamente que el método es un procedimiento invasivo de alto riesgo, con muy alta tasa de mortalidad, además posee los clavos de la cruz: diabetes, hipertensión y obesidad

La memoria mejorada es atractiva para la mayoría de nosotros pero la capacidad de olvidar es muy valiosa, “así que ahora”, se repite, “lo importante es reforzar la fe, curar el cerebro, recibir estímulos, información, analizar, enjuiciar, responder. Eso es optimista ¿y cómo puede hacerlo quien estará sedado, inconsciente y conectado a respirador?. Solo quien tiene el apoyo de gran fe.

Se internó con las fiestas de año viejo y comenzó a sentir su fuerza el sábado 16, con los gritos de fans jóvenes, ¿internos o externos?, qué importa, lo cierto es que casi lloran porque un tal Mahomes fue lesionado por el temible Mack Wilson. “Quedó más noqueado que yo”, pensó. Pero Kansas City pasa. Otro sueño y nuevos gritos, ahora provocados por un cara pálida tarzanesco llamado Aaron Rodgers. ¿Qué los hace diferentes a éstos del desdichado y favorito jefe acerero Roethlisberger (38) que dicen, estuvo llorando como si Pittsburgh hubiese sido bombardeado?. 

A la tarde del domingo 17 era la admiración del hospital y comenzó a recordar los nombres de médicos y enfermeras e incluso les amó más pues volvió a sentir la voz de quienes lo alentaron por varios días en la historia de una pesadilla de la cual intentaba despertarse. Se encendió de júbilo cuando vio en la tv, con todo mundo gritando, cómo corrían detrás de un morenito Otero y no se reponía cuando volvieron los gritazos, ahora impulsados por un tal Mudo, creo que Aguirre.

Se asustó a la distancia, nuestro amigo, viendo la cara de Tuca Ferretti, una combinación de demonio y vampiro, que como siempre estaba preparando ya la frase para los medios, esa tan común en él: “no jugamos mal pero fallamos cuando debimos concretar”, lo que sorprende a todos es que le siga funcionando. No le da mérito a Acevedo por detener el penal y varias más, ni a los hombres de Almada que le aguantaron el aluvión del medio tiempo y luego fueron a vacunarlo.

Total que llega el lunes 18 y nuestro hombre, fan lagunero, con diez kilos menos de equipaje ahora quiere saberlo todo pero al contemplar la triste realidad, quiere regresar al sueño sin pesadillas y éstas son reales. Así se da cuenta de que la trama de Cienfuegos es una vergüenza, como lo es la posición política por la vacuna entre Ebrard y López Gatell, que el maldito Coronavirus no respetó ni al Cardenal emérito Norberto Rivera y que el Cabecita se fue de fiesta. Sonríe, sabe dónde refugiarse.

Con su Santos Laguna que tal vez no sea el mejor, ni el más fuerte pero de seis, ganó los seis. Tendrá qué escoger entre Rodgers y Brady pero esa es una suerte que da gusto tener. Total, mejor la vida alterna, donde los atletas deciden. Total, el verdadero héroe lo es por error o circunstancias, porque uno solo sueña con ser un cobarde honesto, como todo el mundo, a no ser que se atraviese Rafael Alberti (1902-1999) con su canto: “Galopa, jinete del pueblo, caballo de espuma, ¡a galopar, a galopar, a galopar! hasta enterrarlos en el mar”.

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com