Por: Rubén Romero

Articulista invitado

A la corredora etíope Yalemzerf Yehualaw se le dobló un tobillo y se le descompuso su paso cuando corría en segundo lugar, a 100 metros de la meta en el Campeonato Mundial de Atletismo de la World Athletics en octubre pasado.

La alemana Melat Kejeta reaccionó rápido y aprovechó el momento para rebasarla, de manera que Yehualaw cruzó la meta en tercer lugar. El Campeonato fue ganado por la keniana Peres Jepchirchir, en una edición en la que las primeras seis cruzaron la meta en menos de 66 minutos. Fue muy rápido.

La que no fue tan afortunada en esa ocasión fue la etíope Netsanet Gudeta, la campeona defensora, quien fue trompicada y cayó al suelo junto con otras atletas durante la prueba, por lo que hubo de conformarse con el octavo lugar.

Esos incidentes fueron señalados por Steve Smythe, editor de la revista británica Athletics Weekly, al apuntar que si bien las plantillas de fibra de carbono (ahora de varias marcas) permiten que se registren cronometrajes más rápidos, también presentan un problema de falta de estabilidad.

Eso se debe al espesor de la suela del tenis, limitado a 40 milímetros, dado que la fibra de carbono requiere esos espesores para alcanzar el ahorro de energía que promete.

Smythe asegura que ese calzado es más riesgoso cuando se corre en trayectos de curvas cerradas, o de cambios de superficie, o cuando se corre en grupo, por la posibilidad de que un corredor pise el zapato de otro.

Algo así ocurrió en el Maratón Valencia el domingo pasado. El keniano Lauwrence Cherono lideraba el maratón y trastabilló al cambiar de superficie, a 150 metros de la meta, lo que fue aprovechado por Evans Chevet para ganar el maratón.

El mexicano Patricio Castillo corrió con una suerte parecida poco antes del kilómetro 30 en ese maratón. Alguien que corría atrás de él lo trompicó y lo hizo caer al piso junto con el paraguayo Derlys Ayala, lo que además del tiempo perdido le provocó lesiones en las rodillas y contracturas musculares en los últimos kilómetros.

Lo anterior no es desconocido para las marcas de calzado: el número de tropiezos ha aumentado a raíz de la llegada de la fibra de carbono, por lo que algo deberán hacer para resolver ese problema. Una medalla olímpica podría perderse por eso.

Recuerda que correr es salud y algo más.., mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com