SCREWBALL

Por: Aarón Arguijo

Articulista invitado

“Se debe ser un hombre para jugar al beisbol de por vida, pero también debe existir un pequeño niño dentro de ti”

Roy Campanella –

La frase del sensacional cátcher que es una leyenda de los Dodgers y jugó algún tiempo para los Sultanes de Monterrey, nos recuerda a esos maravillosos seres que parecen ser los que más disfrutan no solamente la temporada decembrina, sino toda la vida: los niños. Es durante la niñez, que nace el amor por el Rey de los Deportes y se adopta ese hábito que ha de durar toda la vida, es también cuando somos niños, que creamos hermosos recuerdos de Navidad, en los diversos entornos donde nos toca crecer, siempre hay algo o alguien a quien recordamos con especial cariño, memoria que nos acompaña por el resto de nuestros días.

El propio Derek Jeter, durante su discurso de despedida de los Yanquis de Nueva York y del beisbol profesional, agradeció a la organización del Bronx el permitirle “ser un niño durante estos 21 años de mi vida”, reflejando por completo el dicho de Roy Campanella. El invierno representa una pausa en el beisbol de las Ligas Mayores, pero en nuestro México lindo y querido, tenemos la fortuna de contar con la Liga Mexicana del Pacífico, siempre dispuesta a satisfacer el apetito voraz de los aficionados y alimentar una tradición que aunque en La Laguna vemos a distancia, igual nos mantiene atentos al vuelo de la pelota de 108 costuras.

Dentro de este 2020 que ha sido más convulso que una novena entrada lanzada por Miguel Saladín, las ligas invernales tuvieron el beneficio de contar con bastante tiempo para planear sus respectivas temporadas y aún así, la pandemia hizo de las suyas al retrasar el “Playball” en diversos circuitos. Para darnos una idea, en Puerto Rico comenzó la temporada apenas hace menos de una semana, en Venezuela si acaso está entrando en calor la liga y quizá donde mejor suerte han tenido es en la República Dominicana y en la propia LMP, donde con todo afectaciones al calendario, mantienen el barco a flote.

En el Pacífico juegan ya la segunda vuelta de la temporada y hay una fiera pelea entre los Caballeros Águilas de Mexicali y los sorprendentes Algodoneros de Guasave por la cima del standing, que está muy apretado y puede cambiar mucho en cualquier momento. Hay una numerosa delegación de peloteros pertenecientes a los Algodoneros del Unión Laguna que están jugando en la actual temporada, algo que no sucedía hace muchos años, lo que sin duda es un aspecto positivo, al dejarnos ver que hay un excelente nivel en los elementos laguneros, quienes retornarán para la temporada 2021 de la LMB, la cual ya tiene fecha de inicio.

También hay Algodoneros en la LiDom, así como en la LVBP, donde el antesalista Carlos Rivero empieza a tomar ritmo, luego de superar al maldito virus, está convertido en un elemento muy importante de los Cardenales de Lara, actuales líderes del beisbol Criollo. En las ligas invernales, todos los caminos conducen a la Serie del Caribe, pero aunque las autoridades no han dado alguna declaración al respecto, hoy parece bien difícil que se pueda jugar en Mazatlán durante febrero próximo, ya que incluso se ha cancelado el Carnaval, la máxima fiesta del puerto.

Lo que procede es disfrutar de las acciones que nos entregue la Liga Mexicana del Pacífico, aguardando por noticias claras del Clásico Caribeño, al que muchos laguneros ya soñaban con asistir, al tener como sede la playa preferida de esta región. Mientras apreciamos lo que sucede en los diamantes de la LMP, esperamos por la Liga Mexicana y los Algodoneros siguen con su armado de equipo, aspecto al que está muy pendiente Omar Malavé, cuya espera por debutar como piloto en México, se ha prolongado mucho más de lo que imaginó.

El equipo Guinda analiza, sobre todo, a sus extranjeros, sin descartar algún cambio, sobre todo en el renglón de los lanzadores abridores, pues hay posibilidades de sumar a un pitcher de calidad, mexicano, para ser parte de la rotación. Dentro de los relevistas, el viejo conocido Maikel Cleto apunta a estar de regreso, pero ya como mexicano, a falta de un par de firmas, las cuales no han podido estamparse, debido a que las oficinas gubernamentales han estado cerradas, pero no les extrañe ver al “Búfalo” por acá, durante el próximo año, al igual que otros regalos navideños que ya les contaré. Que tengan un gran fin de semana y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Correo electrónico: aarguijo@elsiglodetorreon.com.mx