AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

Édgar Games (con S) seguro que se sintió en el hormiguero del medio campo, cuando patrullaba con la casaca verdiblanca, como si ese rectángulo verde, tan sagrado para muchos, fuera parte de la campiña michoacana, aderezada por una lluvia tenue y un fresco rocío, cual si fuera la ciudad de las Jacarandas (su Jiquilpan). Tomaba por asalto el personaje que ha sido de España, Cariño, Apud, Silva, Gallito. Salió a tomar la plaza como artesano del juego de futbol.

Almada volvió a demostrar que es colérico y nervioso, que no se come la corbata porque la seda no tiene buen sabor pero de iluso no tiene nada y suele tomar retos con valentía. Trajo de la sub 20 al chico Édgar, por encima del experimentado De Buen para suplir a Ulises y se jugó como lo hace desde su llegada, porque sabe que manejar las expectativas en México, es un verdadero arte.

El DT es de esa gente que trabaja en silencio y es paciente, todos los días desoye las voces lejanas, esos ecos y rumores que atraviesan las paredes, con el estrés y la ansiedad como una motivación más. Y todos los que narraban no daban crédito, pues creen que los estrellas son aquellos que hablan cantadito y vienen del sur por eso se sorprenden si Hugo Isaac los detiene con futbol, Arteaga se come su marca y el muchachito Acevedo parece como un veterano formidable.

Mientras los comentaristas de las grandes cadenas buscan excusas para comprender porqué los supuestamente grandes navegan en el mundo de los muertos y nos dejan mensajes nostálgicos en su paso de fantasmas, Santos Laguna se encarama en la punta, sin que nadie le mire con ojos de alegría, como no sea solo su gente. Es como revelar visiones en el cuarto oscuro de los pensamientos ajenos. Ahí asalta la duda a todos, porque ¿es que el periodismo sirve de algo?

Games tiene 18 y unos cuantos minutos en primera. Arteaga, Acevedo y Lozano el lagunero, solo 21 pero ya están en la mira de muchos, como igual nadie puede dejar de mirar la polivalencia de este equipo, pese a que Culebra es inconsistente y Orrantia debe mejorar su golpeo, navegan impulsados por Gorriarán que es aprendiz de mago, cuya potencia da para multiplicar los peces. Este equipo no se puede deducir con una sola mirada, ni basta con su mérito de liderazgo teniendo una nómina por debajo de los iluminados por la fama, éstos son hombres sin etiquetas, que van creando por etapas, un ambiente electrificado, con sus valores de referencia y con jugadores que trabajan de héroe como el Huevo Lozano, todoterreno que tira de las riendas y que lanzó el penal el sábado con sello imparable, porque Furch se había ido y no pudo fallar el sexto. Uno quisiera tener en el medio un periodismo que hiciera música con sus palabras, que creara historias con voces propias, no con intereses por delante, porque mirar siempre será central para el periodista. Mirar donde aparentemente no pasa nada. Aprender a mirar de nuevo aquello que creemos saber cómo es.

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com