Por: Aarón Arguijo

Articulista invitado

“De las lunas, la de octubre es más hermosa”.

— Pedro Infante

El inigualable intérprete nacido en Guamúchil, Sinaloa, nos dejó como legado esa romántica canción en la que hace alusión al satélite natural de nuestro planeta, pero sin duda, los amantes al beisbol relacionamos octubre con una sola cosa: la emoción de la postemporada en las Ligas Mayores. Hemos sido incluso más bendecidos en este año, al incluir octubre otros dos acontecimientos de nuestra pelota nacional: la coronación de los Acereros de Monclova en la Liga Mexicana de Beisbol, que acabó durante los primeros días del mes, mientras que hoy se cantará la voz de “playball” en la Liga Mexicana del Pacífico, estrenándose con una decena de equipos, al incorporar a Guasave nuevamente y a los Sultanes de Monterrey, que debutarán en la pelota invernal, aunque tienen tremendos líos con los poseedores de palcos de su estadio.

Más allá de nuestras fronteras, la postemporada de las Ligas Mayores está en plena ebullición, con las series de campeonato ya definidas, sorprendiendo sobre todo en el Viejo Circuito, donde los Cardenales de San Luis han jugado maravillosamente durante el último mes de la temporada regular y en la serie divisional para dejar fuera de combate a los Bravos de Atlanta, que lucían como favoritos. Pero si de favoritos hablamos, los Dodgers de Los Ángeles tenían esa etiqueta muy firme en su serie ante los Nacionales de Washington, que unos días antes del inicio de temporada le dijeron adiós a su súper estrella Bryce Harper y con ello parecía que se esfumaban sus posibilidades de ser un equipo contendiente, pero hoy, el que verá los playoffs por televisión, será precisamente el millonario Harper.

En la Liga Americana sí lograron avanzar los equipos que habían acumulado los mejores récords durante la campaña regular, aunque los Astros pasaron más de un susto para eliminar a los siempre aguerridos Rays de Tampa Bay. Por su parte, los “Salvajes” Yankees de Nueva York borraron del mapa a los Mellizos de Minnesota, el equipo más jonronero de las Grandes Ligas en la temporada regular, pero los de Aaron Boone, simple y sencillamente lucieron muy superiores y si tienen una ventaja, es la fortaleza mental, ya que pasaron por innumerables lesiones a lo largo de la temporada y de todas supieron reponerse, sin olvidar la suspensión a Domingo Germán, convertido en su abridor número 1, cuya ausencia no se ha notado, con el regreso de un Luis Severino que ha demostrado que su talento sigue intacto.

Abróchense los cinturones, amigos, porque las Series de Campeonato, pintan para ser realmente electrizantes. Buen inicio del fin de semana y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Correo electrónico: aarguijo@elsiglodetorreon.com.mx

Anuncios