Por: Rubén Romero

Articulista invitado

En la medida que crece el “running” en el mundo aumentan los estudios en torno de la técnica para correr. Puede ser para mejorar los cronometrajes o la economía de carrera, o para evitar lesiones, pero los resultados de los nuevos análisis están haciendo caer algunos paradigmas vigentes por décadas.

Uno de esos paradigmas tiene que ver con la manera de corregir el “aterrizaje” del pie al hacer contacto con el pavimento al correr, en especial cuando se trata del contacto del talón.

Aterrizar con el talón puede generar dos efectos principales: frenar el paso de carrera y producir un impacto que repercute en forma de lesiones en rodillas y espalda baja, cuando se aterriza con la pierna recta.

Aquí debe decirse que no todos los aterrizajes con el talón son iguales. Algunos son más dañinos.

Ante esta situación hubo algunas reacciones: una fue la de los fabricantes de calzado con sus zapatos “minimalistas” y de cero “drop” -el diferencial cero entre el espesor del zapato en el talón y a la altura de las “cabezas metatarsianas”- para inducir al corredor a evitar el aterrizaje con el talón.

La otra fue que un buen número de técnicos recomendaban evitar ese aterrizaje de manera consciente y deliberada, procurando “caer” con la parte media del pie.

Los zapatos minimalistas tuvieron un éxito menor y hubo muchos lesionados, y el cambio al aterrizaje con la parte media del pie de manera deliberada no ha resuelto del todo el problema.

Daniel Lieberman, director del Laboratorio de Biología Evolutiva de la Universidad de Harvard, asegura que el aterrizaje depende de factores como la velocidad, el tipo de terreno, la fatiga y el calzado, implicando con esto que alterar sólo el aterrizaje de manera deliberada puede ser un error.

El aterrizaje es el resultado de una cadena cinética, donde el “core” y las caderas originan el impulso, dice Brian Fullem, autor de “Runners Guide to Healty Feet”, y asegura que, aunque a los zapatos se les responsabiliza de las lesiones, muchas de ellas de originan en las caderas, ya sea por debilidad o falta de flexibilidad.

El tema del rol de las caderas al correr lo desarrollaremos más delante.

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com

Anuncios