Por: Rafael Cué*

Articulista invitado

 

La Feria Nacional de San Marcos lleva apenas cinco festejos de los 16 programados, y ya se han vivido emociones inolvidables para los asistentes a la Plaza Monumental de Aguascalientes. El primer lleno lo provocaron en la tercera corrida, el pasado sábado, el maestro Pablo Hermoso de Mendoza, Sebastián Castella y Joselito Adame, ante toros para rejones de La Estancia, y a pie, de Jaral de Peñas.

Esta corrida marcó la penúltima de la temporada 2017-2018, de Pablo Hermoso de Mendoza en México, periplo que arrancó en octubre del año pasado y cerró el domingo en Pachuca. Los números son impresionantes: 47 corridas de toros, cortando 61 orejas, 7 rabos e indultando un toro ni más ni menos que en Guadalajara. Hago clara referencia al rejoneador navarro por la importancia de otra temporada en México, desde aquel debut en 1999. Independientemente del gran nivel ecuestre y torero del maestro, la cantidad de festejos que ha generado en nuestro país es impresionante, fechas que no existían hoy son parte del calendario taurino nacional gracias a él. Si bien la novedad (por obvias razones) ha quedado atrás, el nivel de rejoneo exhibido sigue in crescendo cada tarde. Muchos se cuelgan de la grandeza y trayectoria de este torero de época, se cuelgan para largar, para intentar denostar, y lo único que hacen es el ridículo, ya que de buenos aficionados es reconocer y respetar a los toreros.

Esta tarde en Aguas fue cumbre, bordó un bravo y noble toro de La Estancia, ganadería de prestigio y calidad del campo bravo mexicano. Brilló a gran altura Pablo Hermoso, teniendo colaborador en el toro. A este hombre no se le va el triunfo, y su cuadra y él hicieron las delicias de los más de 16 mil espectadores que llenaron La Monumental. Toreo de cercanías, con ritmo y verdad, con pureza en la lidia a caballo, sin destiempos ni atropellos, con temple, clase y arte.

A pie, el hidrocálido Joselito Adame fue, una vez más, profeta en su tierra. Capacidad probada, oficio, técnica y valor a raudales, con la virtud de triunfar siempre en tardes clave. A José también se le cuelgan “los sabios del toreo”, obteniendo el mismo resultado: el ridículo. Este hombre es un orgullo de nuestra tauromaquia y país; si todos tuviéramos el empeño, sacrificio y constancia de José, México andaría por otros rumbos. Ha triunfado el toreo esta tarde en Aguas; la fiesta con estas tardes vive, y vive bien.

Al día siguiente, otro hidrocálido fue también profeta en su tierra, Fabián Barba, a quien el medio taurino le debe el reconocimiento en contratos que merece por su trayectoria y capacidad, dio una vez más muestra de su tauromaquia, solvente, elegante y sobria, con la verdad absoluta de arrimarse a niveles que emocionan al tendido por su forma de entender el toreo y de llevarlo a cabo. Tremenda golpiza en su segundo toro, que se lo llevó por delante de forma escalofriante, para sin ademanes seguir jugándose la vida. Mis respetos, matador.

Otro mexicano admirable, Sergio Flores, de nuevo dio muestra de que toro a toro se consolida como uno de los toreros más capaces por su valor, verdad y entrega. “Sin tregua”, reza parte de su publicidad, y así es como corrida a corrida hace el paseíllo, no dejándose nada en el hotel, para entregarlo todo en el ruedo.

La cereza del pastel la ha dado Antonio Ferrera, torero español, fraguado por muchos años dentro del circuito de corridas duras (o sea malas), y que tras una lesión que lo alejó un par de años del escalafón, ha vuelto y ha sido valorado como un primer espada en el circuito de las corridas de lujo, con las figuras, pudiendo cosechar la siembra de sangre, sudor y lágrimas de otras temporadas. Hoy su tauromaquia brilla por su riqueza, variedad y despaciosidad; tiene Ferrera la cualidad de lidiar a los toros con gran técnica y oficio, pero siempre movido por el sentimiento de expresar su ser torero. Un lujo su presencia en México, espero así lo sienta y nos dedique el tiempo que merecemos, haciendo una temporada que sin duda ha comenzado de manera triunfal ante un buen toro de Begoña. Este jueves se presenta en Tlaquepaque en la corrida a beneficio de Tauromaquia Mexicana; en sustitución del herido Roca Rey, ha caído como anillo al dedo.

Ya lo sabe, amigo, la tauromaquia se apoya de verdad llenando las plazas; la oferta de esta semana es inmejorable, jueves en Tlaquepaque, y el fin de semana en Aguas, con unos cartelazos.

Twitter: @rafaelcue

 

*Artículo escrito para el diario El Financiero, reproducido por voluntad del autor en Intelisport.

Anuncios