En 2015 se dio una fabulosa demostración de 2 bateadores novatos que resultaron los mejores para peloteros de primera campaña en la Liga Nacional y Americana, Kris Bryant y el boricua Carlos Correa.

En 2012 hubo algo similar con Bryce Harper y Mike Trout. Este año Cody Bellinger de los Dodgers de Los Angeles y Aaron Judge de los Yanquis de Nueva York llevan paso para opacar no solo a los novatos de temporadas recientes sino a cualquier otro dúo de bateadores que lo hayan ganado en la misma temporada.

Ambos encabezan sus respectivos circuitos sumando 47 cuadrangulares y amenazan con lograr la mayor cantidad en la historia para una pareja de novatos del año.

La máxima cantidad hasta ahora son los 67 que dieron entre Mark McGwire (49) y el puertorriqueño Benito Santiago (18) en 1987, en segundo lugar está aquel 1993 espectacular donde destacaron dos jóvenes peloteros de los equipos de Los Angeles, cuando entre Mike Piazza (35) y Tim Salmon (31) conectaron 66.

Lo mejor es lo valioso que están resultando Bellinger y Judge para sus respectivos equipos, ambos cuentan con méritos para también ser considerados como Jugadores Más Valiosos, imposible ver a los Yanquis pelear la primera posición de su división sin la presencia de Judge, lo mismo se puede decir con los Dodgers y Bellinger.

Están siendo el máximo espectáculo, la más mínima equivocación del lanzador rival la hacen pagar caro. Vendrá un fuerte reto en la segunda mitad de la campaña, todos los clubes seguramente los han estado estudiando a profundidad buscando encontrar el lado débil.

Solamente en dos ocasiones en la historia ha coincidido que los Novatos del Año sean elementos de los Dodgers y los Yanquis, una de ellas en 1981 cuando Fernando Valenzuela y Dave Righetti resultaron los mejores, y luego se enfrentaron en el tercer juego de la Serie Mundial, ganando el mexicano.

 

Twitter: @hgcuadros

Anuncios