Podemos decir muchas cosas. Podemos empezar hablando de la personalidad de Irarragorri, podemos comentar de el perfil de la gente que trabaja con él o al lado de él, podemos llegar a la conclusión que son gente muy seria, que hablan poco y que algunos de ellos hablan como si tuvieran una papa en la boca, ¿ves? Podemos decir que no les interesa estar el la foto, ni figurar como el hombre del momento, también estar seguros que ni pensar que le pongan el nombre de Orvañanos o de Javier González a alguna de las salas de prensa de los estadios, ellos no son así. Sin duda les gusta más dar resultados que quedar bien con la prensa o estar poniendo esquelas en los periódicos. 

Orlegi está de fiesta. Este año no pasará a formar parte de entre los muertos, como dicen los versos de: “El brindis del bohemio”, versos de Guillermo Aguirre y Fierro, dichos magistralmente por aquella voz hermosísima de Don Manuel Bernal. No. El año 2021 estará siempre en un cuadro de la oficina de Alejandro: Atlas, campeón; Santos Laguna, subcampeón, y Tampico Madero jugando la final de la Liga de Expansión. ¿Cómo les quedó el ojo? Tirante y flojo. 

Mucho se habla del descenso. El reclamo de haberlo quitado es unánime. Bueno, casi unánimen porque a mí me parece que se está mejor sin él. En lo personal creo que contribuye más al freno de las fuerzas básicas. Con el no descenso los equipos tienen la oportunidad de pensar más en un proyecto y en el desarrollo de los jóvenes promesas. Sin el descenso se puede pensar más en una planeación de los clubes a largo y mediano plazo. De otra manera, el descenso los obliga a pensar de otra forma, e incluso a tomar decisiones equivocadas. Ahora bien, año con año, son los mismos equipos que suben y bajan, equipos que no tienen estructura, equipos que se sienten mejor en la Liga de Ascenso porque sus problemas económicos no son tan grandes y, al subir, no saben qué hacer y en uno o dos años vuelven a donde estaban, ¿o no?

Darle mas valor a las franquicias y aquella plaza que busque tener futbol de Primera, que busque comprar una. Criticamos las formas, criticamos el repechaje, criticamos que haya equipos que califican con números negativos ¿Y en la NFL no hay equipos con más juegos perdidos que ganados en los Playoff? La MLS no tiene descenso y está a punto de superarnos como liga. Para que el futbol mexicano crezca, no necesita descenso o no descenso, necesita participar en ligas internacionales, buscar la Libertadores, la Sudamericana o definitivamente generar una liga entre la MLS Y la MX, que genere interés y, sobre todo, lana para los clubes. El mercado de aquellos que nos mandan muchos dólares está puesto para abrir la puerta, recibir a los clubes mexicanos con los brazos abiertos, pagar entradas y comprar playeras en dólares. 

Atlas es campeón y no por un gol en fuera de lugar. Atlas fue mejor y punto, porque en el partido de vuelta el León no hizo nada por merecerlo. En mayo Cruz Azul fue campeón con un gol en fuera de lugar y, cuando lo mencione, Don Joaquín me dijo que no sabíamos perder, pues va de vuelta el comentario. 

Hasta la próxima.