Por: Rubén Romero

Articulista invitado

Esta semana se canceló el Maratón de Boston y no será difícil que corran con la misma suerte los de Berlín, Londres, Chicago y Nueva York.

El efecto del coronavirus sobre el emblemático circuito de los Seis Maratones Mayores ha sido catastrófico para el deporte de correr en el mundo.

Desde la perspectiva que se le quiera ver: la deportiva, la turística, la mediática, la económica y la del liderazgo que los seis maratones mayores ejercen sobre todos los maratones del mundo, será un duro golpe para el “running” en el planeta.

Pero dentro de los seis “Majors” hay un maratón que se debe entender aparte, diferente de todos los demás: el Maratón de Boston, por lo que su cancelación reviste un significado muy particular.

¿Porqué el Maratón de Boston es diferente a los otros cinco, en especial si se piensa que es el de menor participación de los seis y el único en el que jamás podrá registrarse un récord mundial?

Por varias importantes razones:

Porque al cancelarse este evento se rompe la conexión con la historia y la leyenda del maratón.

Porque al trazarlo “de punta a punta” -de Ashland al centro de Boston- se hizo con el fin de replicar el trayecto del primer maratón olímpico, el de Atenas 1896, y con eso la legendaria carrera de Filípides: desde la Bahía de Maratón hasta el Pnyx, en el corazón de Atenas.

Porque el Maratón de Boston representa a la élite de los corredores recreativos. Porque no cualquiera corre en Boston y se empaña la ilusión de la búsqueda de la excelencia que propone la Asociación Atlética de Boston, la creadora del Maratón.

Porque nunca, en 124 ediciones, se había interrumpido la secuencia de la “Catedral de los Maratones del mundo”; porque no lo pudieron interrumpir dos Guerras Mundiales ni el criminal atentado de 2013.

Porque el Maratón de Boston fue creado con la intención de hacer de esa capital cultural “la Atenas de América”, por lo que correr en Boston ha sido comparado con participar en sus propios Juegos Olímpicos para un atleta amateur.

Porque si la comunidad corredora mundial respondió con gran determinación al atentado de 2013 a la voz de “Boston Strong”, seguramente responderá al coronavirus con un renovado “Boston Stronger”, a nombre de todos los maratones del mundo.

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com