Por: Rubén Romero

Articulista invitado

Las respuestas del tapatío José Luis Santana y del lagunero Juan Joel Pacheco, ganadores de las medallas de plata y de bronce en el maratón panamericano de Lima, reflejan su gran entrega al deporte y a México, pero también exhiben el escaso apoyo que reciben de nuestro deporte “organizado”.

“Tenemos algunos apoyos estatales y municipales, pero no recibimos ningún tipo de apoyo federal”, respondió Pacheco a pregunta de un reportero. “El apoyo es casi nulo, pero por ganas de parte de nosotros no va a quedar”.

El resultado panamericano fue posible gracias al apoyo que ellos reciben del Grupo Gondi, una empresa privada dedicada al papel y al empaque.

Santana se refirió a su entrenador, quien no estuvo con ellos en el maratón por no habérsele otorgado la acreditación necesaria: “estuvo al pendiente de nosotros, aunque solo fuera por mensajes, por lo que le damos las gracias”.

Es verdad que los cronometrajes con los que ellos ganaron sus medallas distan mucho de los mejores cronometrajes de nivel mundial. Eso es cierto.

Pero lo que no debe olvidarse es que los mexicanos eran marcados entre los favoritos para ganar los maratones olímpicos de Barcelona 92 y de Atlanta 96. Eran de los mejores del mundo.

Luego vino el desplome del fondismo azteca. México estuvo a punto de no calificar para algunos maratones olímpicos.

Aquí adquiere relevancia lo dicho por Pacheco: “espero que esto sea el repunte de fondismo en México, atrás de nosotros hay compañeros que vienen empujando fuerte, lamentablemente el apoyo es casi nulo”.

Cierto que están lejos de los mejores del mundo, pero también es cierto que están entre los mejores panamericanos.

El estadounidense más rápido en lo que va del año en maratón es Bernard Lagat, con 2h12’10” y el mejor canadiense es John Mason con 2h 15’17”.

¿Por qué son importantes los resultados de Santana y de Pacheco?

Porque su resultado se convirtió en un mensaje que ha puesto en evidencia dos cosas: una es que entre los atletas hay ambición y hay voluntad. La otra es que lo que lograron fue posible gracias al apoyo de una empresa privada.

¿Será esta la fórmula que se requiere para transformar al fondismo mexicano?

Recuerda que correr es salud y algo más.., mejor calidad de vida.

Twitter: @Romerodromo

Anuncios