Los Dodgers de Los Angeles vencieron pronto a los Diamondbacks de Arizona y por lo mismo tendrán un largo receso para su siguiente juego, el primer duelo de la Serie de Campeonato en la Liga Nacional será hasta el sábado y por ende llegarán con cuatro días de descanso.

Nunca se sabe si ayudará o perjudicará el receso, lo cierto es que tuvieron el mismo descanso previo al compromiso frente a Arizona y pegaron fueron fuerte desde el inicio con un ataque de cuatro carreras en el primer inning, además tenían en el montículo a Clayton Kershaw y suele dar la máxima seguridad.

Por lo realizado en la recta final de la temporada regular y por la manera como dominaron los Dodgers al equipo que lo llegó a vencer en seis partidos seguidos entre finales de agosto e inicios de septiembre, una vez más se ven como el roster de aquella mitad de campaña, cuando parecían una aplanadora.

Sus bateadores hicieron batallar mucho a los lanzadores abridores de Arizona. Su rival se conocerá hasta hoy, cuando se juegue el quinto y decisivo encuentro entre los Cachorros de Chicago y los Nacionales de Washington, si se llega a presentar el equipo de la capital estadounidense como el rival de los azules entonces la Serie de Campeonato será un duelo entre dos de los clubes más urgidos por un título, al menos por llegar a una Serie Mundial.

Los Dodgers de nuevo pudiera medirse ante un conjunto sin el picher abridor ideal para el arranque de la serie, porque tanto Chicago y Washington están obligados a emplear a todos sus lanzadores si es necesario con tal de sacar el triunfo de este día.

Cuando Arizona logró el boleto para la Serie Divisional ante los Dodgers tuvieron que usar en el juego de comodines ante los Rockies de Colorado a sus pitchers inicialistas número uno y dos, Zack Greinke y Robbie Ray, entonces no tuvieron otra opción que seleccionar a Taijuan Walker para abrir en Los Angeles y apenas aguantó una entrada.

 

Twitter: @hgcuadros

Anuncios