Cuando parecía que ya lo habíamos visto todo en las Grandes Ligas en 2017 en lo que a actuaciones históricas de novatos respecta, vino apareciendo Rhys Hoskins con los Filis de Filadelfia en agosto y se puso a establecer marcas en torno a la rapidez con que llegó tanto a los 8, 9, 10 y 11cuadrangulares.

Es uno de los de los principales prospectos del equipo, Hoskins andaba de líder jonronero en la Liga Internacional (Triple A) al momento de la promoción al equipo grande y el año pasado conectó 38 jonrones en Doble A, en otras palabras se esperaba que tuviera cierto éxito en el bateo de largo alcance.

Se ve prácticamente imposible que Hoskins le quite por lo menos un voto a primer lugar al favorito de la Liga Nacional, a Cody Bellinger, de los Dodgers de Los Angeles, lo cierto es que está contribuyendo para ver con mayor razón la presente campaña como una con excelentes novatos de poder.

El récord de más batazos de cuatro esquinas de novatos en un año se estableció hace dos años, cuando lucieron Kris Bryant, Joc Pederson y Carlos Correa, entre todos dieron 691, el paso de la actual temporada es para superar los 700, Aaron Judge y Bellinger son las principales razones para estar amenazando el récord, el problema son los pocos vuelacercas que han conectado recientemente, uno por caer en mala racha y el otro por estar lastimado.

Por lo pronto apareció otro joven que está dando mucho de qué hablar, muy difícil generar atención como lo hicieron Judge y Bellinger pero Rhys Hoskins está causando cierto alboroto, sobre todo en Filadelfia, donde no ha tenido mucho que festejar. Este domingo celebraron un triple play que el propio jardinero izquierdo comenzó.

Twitter: @hgcuadros

 

Anuncios