La Liga Americana es considerada la de mayor poder ofensiva en el beisbol de las Grandes Ligas, la Nacional es la del pitcheo, una cuenta con bateador designado y en la otra toman turnos al bat los lanzadores, ahí es donde se supone se marca la diferencia, la razón por la que se presenta una mayor producción ofensiva en el joven circuito.

En la presente temporada se está dando un caso muy especial, la mejor ofensiva se está presentando en la Liga Nacional, incluso Ryan Zimmerman de los Nacionales de Washington resultó el mejor pelotero en abril donde terminó con un promedio superior .400.

Washington consiguió 5 juegos en abril con partidos de al menos 14 carreras, siendo el primer club que lo hace en la historia.

Zimmerman, Bryce Harper y Justin Turner encabezaban hasta el 4 de mayo los máximos promedios de bateo en Las Mayores, los tres de la Nacional, mientras tanto el dominicano Ervin Santana está resultando el número uno en el pitcheo con una efectividad de 0.66, en segundo lugar viene Dallas Keuchel con 1.21, ambos juegan en equipos de la Liga Americana.

Los tres mejores conjuntos en carreras limpias admitidas en las Grandes Ligas son de la Americana: los Medias Blancas de Chicago, los Medias Rojas de Boston y los Astros de Houston.

El último pelotero en promediar .400 fue Ted Williams en 1941, y en pitcheo es famosa la historia de cuando Bob Gibson tuvo una efectividad de 1.12 en 1968, preocupando al mundo del beisbol la manera como apagaron en esa época al bateo y fue cuando redujeron la altura de la loma de los disparos para intentar nivelar la batalla entre el lanzador y el bateador. En 2017 simplemente la Liga Nacional está mejor en la ofensiva.

Twitter: @hgcuadros

Anuncios