Por: Fernando Benito

Articulista invitado

Los Vikingos de Minnesota son actualmente el único equipo que se mantiene invicto luego de cinco semanas de actividad, algo que muy pocos se hubieran imaginado sobre todo cuando se conoció que su quarterback titular Teddy Bridgewater, quedaba fuera de acción por una lesión de ligamentos en la rodilla izquierda, la cual sufrió durante las prácticas de pretemporada.

Algunos pensaron entonces que la campaña de los Vikings había terminado y otros, los más optimistas, que el equipo podría seguir siendo competitivo si el corredor Adrian Peterson cargaba con el peso de la ofensiva, sin embargo lo que nunca se consideró seriamente fue si el trabajo de la defensa podría ser suficiente para intentar trascender.

Hoy con Peterson inactivo desde la semana 2 (se lastimó la rodilla derecha) y con el plan emergente del pasador Sam Braford funcionando, Minnesota se presenta como un contendiente real para representar a la Conferencia Nacional en el próximo Super Bowl, más que nada por lo que ha aportado esta unidad que hoy por hoy es de las más efectivas de la Liga.

La defensiva de los Vikingos es la cuarta mejor de la NFL permitiendo solo 287.6 yardas por juego; comparte la primera posición en capturas de mariscal (19) con los Broncos de Denver y ha robado 12 balones, 7 por intercepción y 5 por fumbles, además de que ha conseguido un par de touchdowns.

Esto se debe gracias al talento de hombres como los tackles Linval Joseph y Tom Johnson, las alas Danielle Hunter y Brian Robison y los profundos Captain Munnerlyn, Andrew Sendejo y Harrison Smith.

La defensiva de Minnesota ya mostró su poder al limitar a pasadores de la talla de Aaron Rodgers, Cam Newton y Eli Manning, ademas de poner en su lugar a otros como Marcus Mariota y Brock Osweiler.

Por su supuesto que el ataque también ha contribuido y Bradford que llegó de forma tardía al equipo, se ha adaptado al sistema y por lo menos trata de no cometer errores. En 4 partidos acumula 990 yardas, con 6 enviós a las diagonales y no le han interceptado.

Sin embargo contrasta bastante lo que realiza esta unidad en relación a su contraparte, pues la ofensiva púrpura ocupa la posición 30 entre los 32 conjuntos de la liga, ganando apenas en promedio 302.6 yardas por encuentro.

Caray, después de este breve análisis, nos quedamos pensando en la siguiente interrogante: ¿Si esta ofensiva fuera capaz de acercarse un poco al nivel que tiene la defensa, habría alguna escuadra que pudiera retar a los Vikingos?.

Sinceramente, no lo creo.

Comentarios a: ferben@gremradio.com.mx

Anuncios