AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

La muerte es solamente un proceso natural e inevitable. Se cree que el hombre después de un tiempo de angustia refleja una gran paz, resignación y sosiego. El miedo a la oscuridad y al encierro, desaparecen y se revela que el estudio del universo, solo es un viaje para redescubrirnos pues con todas las fuerzas en contra, se debe mostrar fuerte porque atrae el auxilio de los dioses. 

Se creía que Sergio Jiménez, el funcionario de Univisión era subyugado por el futbol, sin embargo muy dentro de sí guardaba enorme cariño por el beisbol. Al llegar a la aduana del cielo se le preguntó a qué sección de arte, historia, deporte o cultura quería pertenecer. No dudó y fue enviado sin revisiones, por ser un hombre bueno y valioso directo al mundo de los inmortales.

Es una ciudad completa. El centro deportivo cuenta con un pequeño estadio y varios campos de práctica. Cuando vio la efervescencia en torno al inmueble supo que había buen duelo. Ahí va, llegó a la cabina de transmisiones donde Buck Canel bromeaba con todo mundo, entre ellos Mago Septién, Rápido Esquivel y Sonny Alarcón. Con ellos, Sergio sabe que el beisbol defiende la alegría. 

Se quedó estático al pasar por los palcos, porque en uno de ellos estaban Rita Hayworth, Liz Taylor, Ginger Rogers, Ingrid Bergman, Lana Turner, departiendo con Cary Grant, James Dean. Kirk Douglas y Marlon Brando. Estaban bebiendo martinis pero lo que dejó frío a Sergio fue que todos lucen como fueron en plenitud, son muertos-vivos y le han sonreído pues le vieron en su traje blanco con su corbata azul, que traen todos los recién llegados. 

Trajo consigo su pase de terreno y se quedó estático y con boca abierta viendo la práctica y el desfile de los superastros. Conversó primero con Vernon “Lefty” Gómez (1908-1989). Hablaron de sus cinco Series Mundiales con los Yankees, de sus 7 juegos All Star y de su arribo al Salón de la Fama en 1972. Dice que admira a Chapman pero lamenta que a veces venga muy descontrolado. 

Pensaba que Jack Roosevelt Robinson (1919-1972) era como decían los historiadores “un negro arrogante” qué va, es amable y sencillo. Le dio gusto hablarle su campaña de novato en 1947, cuando a Jackie le escupían sus pies, lo insultaban y soltaban gatos negros al terreno pero él bateó .342 con 37 robos y 124 carreras impulsadas, tuvo 6 All Star y murió de diabetes con solo 53 años.

Jiménez buscó y encontró la joya soñada: Joseph Jefferson Jackson el famoso “Descalzo” (1888-1955) que era analfabeta y se crió en un molino textil, admirado por Ty Cobb y Babe Ruth, por su estilo para perfilarse en la caja de bateo y su fildeo fino en el jardín. Fue parte de la maldición de los Medias Negras en 1919 pero siempre y lo reitera hoy, se ha declarado inocente.

Se trata de un combinado de estrellas vs los viejos Yankees. En cuando llega al dugout y lee el lineup se queda sin habla. Van con Tony Lazzeri en tercera, Phil Rizutto en el short, Joe Dimaggio en el central, Mickey Mantle en el derecho Lou Gerigh en primera, Roger Maris en el izquierdo, Aurelio Rodríguez en segunda, Thurman Munson el cátcher y Catfish Hunter el pitcher con el mánager Billy Martin. Sergio mira al cielo y murmura: “algo bueno hice en la tierra para merecer esto, Señor” .

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com