Por: Fernando Benito

Articulista invitado

Todavía extasiado por la clase de espectáculo que nos ofrecieron los Carneros de Los Angeles y los Jefes de Kansas City, me preguntó cuanto tiempo pasará antes de volver a observar un partido como el que presenciamos para cerrar la semana 11 de la NFL.

Ser testigos de una de las mas grandes exhibiciones por parte de dos ofensivas en un mismo encuentro, es algo que nos hace sentir privilegiados y nos lleva a valorar aún más a esta liga que con algunas excepciones, es garantía de diversión.

Los mariscales de campo Jared Goff y Patrick Mahomes, se dedicaron a lanzar pases al por mayor, abusando es cierto de este recurso para mover el balón, pero cuando tienes las armas para ser eficiente de esta forma, hay que hacerlo sin importar lo que intente tu oponente para contrarrestarlo.

Goff y Mahomes se dieron cuenta que su mayor oportunidad para hacer daño era por esta vía, así es que simplemente tomaron lo que estaba a su alcance, lo que derivó en una batalla de fuegos artificiales donde constantemente se intercambiaron touchdowns.

Al final el marcador de 54-51 en favor de los Rams, llevó al partido a tomar inmediatamente un sitio en la historia. Fue el primer encuentro en el que dos equipos sobrepasan la cifra de 50 puntos y el tercero de mas altas anotaciones, solo superado por el 72-41 entre Redskins y Giants de 1966 y el 58-48 que se dio en un choque entre los Bengals y los Browns en el 2004, además de que establecieron varios récords para un evento de “Lunes por la Noche”.

Para los que gustan del Futbol Americano tradicional, obviamente no fue tan gratificante ver a las defensivas despedazadas, sin embargo hasta estas unidades fueron capaces de contribuir al espectáculo al aportar 3 touchdowns, 2 de ellos del apoyador de los Carneros, Samson Ebukam, quien recuperó un fumble e interceptó un envío del quarterback de Kansas City y llevó ambos turnovers hasta las diagonales.

Así es que por donde quiera que se le vea, el partido terminó siendo único, excelso y mounstruosamente entretenido, tan así, que no obstante que tenemos nuestro equipo favorito (Chargers), no pondríamos ningún tipo de objeción en que al Super Bowl LIII que se jugará en febrero próximo en Atlanta, llegaran Rams y Chiefs, otra vez dispuestos a hacerse trizas… ¿dónde lo firmo?

Correo electrónico: ferben@gremradio.com.mx

Anuncios