Por: Rubén Romero

Articulista invitado

El keniano Eliud Kipchoge rompió el récord mundial de maratón el domingo pasado en el Maratón de Berlín al cronometrar un tiempo de 2h 01’39”, con lo que mejoró por 78 segundos (1’18”) la plusmarca que el también keniano Dennis Kimetto dejó en el 2014 en el mismo Maratón de Berlín en 2h 02’57”.

No es novedad decir que Kipchoge corrió “parciales negativos” es decir, que corrió la segunda mitad del maratón más rápido que la primera, que es la táctica con la que se han roto la mayoría de los récords internacionales en la última década.

Kipchoge corrió la primera mitad en 61’06” y la segunda en 60’33”. Aquí vale decir que nadie había corrido una primera mitad del maratón tan rápido como él, y nadie, en toda la historia, había corrido la segunda mitad de un maratón en menos de 61 minutos.

Pero eso no es todo. Kipchoge corrió a una temperatura promedio de 16 grados Celsius (14 grados al arrancar y 18 grados al cruzar la meta), una temperatura que es superior en por lo menos cinco grados al promedio ideal, lo que pudo afectar su cronometraje, y además corrió casi sin el apoyo de sus “pacers”, ya que dos de los tres abandonaron antes del kilómetro 16.

A pesar de todo eso, el ahora plusmarquista mundial no sólo rompió el récord mundial del maratón, sino que exhibió una sensibilidad fuera de serie para administrar su esfuerzo.

Kipchoge no sólo corrió parciales negativos. Los primeros 10K los corrió en 29’00”, los segundos en 28’55”, los terceros 10K en 28’49” y los últimos 10K (del kilómetro 32.195 a la meta) los corrió en 28’33”.

Su táctica de carrera podría llamarse de “parciales decrecientes”, si se piensa en la disminución de los tiempos parciales que registró a cada 10 kilómetros durante el maratón.

Si esta manera de correr parece sorprendente es porque realmente lo es: se trata de correr “de menos a más (esfuerzo)”, optimizando el uso las reservas energéticas y los factores de la fatiga para lograr el mejor resultado posible.

Correr cada parcial de 10K más rápido que el anterior le funcionó a Kipchoge, pero no hace falta profundizar mucho para concluir que esa táctica puede serle útil a corredores de cualquier nivel que busquen mejorar sus récords personales.

Recuerda que correr es salud y algo más… mejor calidad de vida.

Correo electrónico: kilometro42@prodigy.net.mx

Anuncios