Santos Laguna ha demostrado una gran mejoría en relación al torneo pasado. Independientemente de los puntos conseguidos, los guerreros se están comportando como un verdadero equipo de futbol. Las dos últimas jornadas han disipado algunas dudas en cuanto a la capacidad del equipo. A las Chivas se les tuvo en un puño, y el triunfo se escapó en la agonía del encuentro; para dominar a un equipo tan rápido como lo es Chivas se requiere mucho orden, y el Santos lo tuvo. El partido contra el Cruz Azul nos confirma la esperanza de que tendremos un equipo peleador, con un sistema de juego que descansa en la velocidad de sus delanteros; seguramente fue el mejor partido de la semana, porque los dos equipos jugaron bien, no hubo golpes, no hubo tiempo perdido porque los dos equipos querían ganar, de tal suerte que solo se compensaron dos minutos; ¡cómo se disfruta un partido así!, los dos equipos dedicados a jugar, sin golpes, sin hacer tiempo deliberadamente, sin tarjetas; en fin, solo se vio futbol y eso le gusta a la gente.

Santos Laguna es de los pocos equipos que demuestra que el reglamento de extranjería no limita a los mexicanos; un reglamento que nos fuerza a ser mejores y a competir contra el que venga, a competir a pesar de la corrupción que impera entre promotores y técnicos o directivos, porque nadie puede ser tan estúpido como para no poner a los mejores en el terreno de juego, sobre todo cuando está en juego su chamba. Sánchez, Arteaga, Gael, Rivas Gilio, son la muestra de que cuando se trabaja bien en las fuerzas básicas, el desarrollo de los jóvenes les permite competir contra quien venga. Los dos laterales, Sánchez y Arteaga, han demostrado que tienen con que; si bien no han alcanzado el nivel que se requiere, cumplen con un aspecto muy importante, saber defender; la rapidez es una virtud en un lateral que le permite no dejar que el contrario llegue a la línea de meta; a mi juicio, les falta aportar al ataque; todavía no llegan a dominar el centro, herramienta que contribuye a terminar las jugadas; en eso tendrán que mejorar si quieren triunfar en esta difícil profesión. Rivas Gilio y Gael Sandoval son una realidad, sobre todo Ulises, que cubre mucho terreno; una posición difícil y poco observada y que, sin embargo, es fundamental para el triunfo de su equipo; Jugar a “no dejar jugar”, poco gusta y se le valora mucho menos que al que mete los goles o al que los salva; sin embargo, los que saben dicen que los partidos se ganan en la media cancha. Por otra parte, Gael está cumpliendo con una función importante porque además de defender, aporta al ataque; en lo personal me gusta más por la banda; con una salvedad, no soy el técnico.

Difícil determinar o señalar un favorito en este primer tercio del torneo, aunque seguramente habrá cambios en la tabla de posiciones. América y Tigres tendrán que mejorar y seguramente estarán en la fiesta. Por otra parte, no veo como se pueda sostener el Veracruz; aunque si revisamos su plantel no es nada despreciable, sobre todo la media cancha con Arévalo Ríos, Pellerano y Reyna; aquí el problema estriba en: ¿Cuánto van a durar sin que se rompa el vestidor? porque para eso también se las gastan. En fin, será un torneo como muchos en este nuestro futbol, hay por lo menos 8 equipos que pueden llegar a ceñirse la corona.

Twitter: @patachueca93

patachueca

Anuncios