Por: Fernando Benito

Articulista invitado

 

Debido a la enorme calidad que tienen las ofensivas de los Halcones de Atlanta y los Patriotas de Nueva Inglaterra, hoy más que nunca es tema de debate si las defensivas serán capaces de marcar diferencia en el Super Bowl LI.

Demos un repaso en este sentido, a ver que podrían hacer estas unidades en el juego del próximo domingo.

Nueva Inglaterra:

Mucho se cuestionó si durante la temporada regular la defensa de Patriotas enfrentó realmente a un buen ataque, sin embargo cualquier duda entorno a su efectividad la disipó en el juego de campeonato de la Conferencia Americana, ya que desapareció a los Acereros de Pittsburgh que tantas alabanzas se habían ganado con sus “Killer Bees”.

Nueva Inglaterra se ubicó en este departamento en el octavo puesto en la campaña, permitiendo 326.4 yardas por partido. En contra del pase ocuparon el sitio 12, pero en el aspecto de detener la carrera fueron muy eficientes al aceptar solo 88.6 yardas por encuentro para terminar en la cuarta posición.

Patriotas no destacó mucho en la cuestión de atrapar quarterbacks ya que solo consiguieron 34 capturas, sobresaliendo aquí el ala Trey Flowers con 7 sacks, aunque si presiona constantemente con los linebackers Rob Ninkovich, Dont’a Hightower y Jamie Collins, además del tackle Jabbal Sheard, mientras que la zona profunda tienen al héroe del Super Tazón ILIX, Malcom Butler, quién sumó 4 intercepciones y que seguramente tendrá la asignación de cubrir al recibidor Julio Jones.

Hay que añadir que Nueva Inglaterra fue una excelente defensiva en zona roja, permitiendo solo 15.6 puntos por partido, (la menor cantidad en la liga) recuperando 10 balones sueltos y robando 13 pases.

Atlanta:

Es evidente que estadísticamente los Halcones Negros no tienen mucho de que presumir en este rubro.

Fueron la defensa 25 en la NFL, 28 contra el pase y 17 contra la carrera, además de que aceptó 25.4 puntos por encuentro.

Sin embargo tuvo en el apoyador Vic Beasley al mejor cazador de cabezas de la campaña, ya que consiguió 15.5 capturas. Él precisamente se encargará de ponerle presión al pasador Tom Brady, ayudado por el tackle Ra´Shede Hageman, por el ala veterano Dwigth Freeney y el linebacker Deion Jones.

Es probable que los Falcons manden jugadas de carga constantemente utilizando a los profundos Adrian Clayborn, Robert Alford y Brian Poole, quienes también tendrán la difícil tarea de cubrir a los peligrosos receptores de los Pats.

Atlanta por cierto, sumó 34 capturas de mariscal, recuperó 10 fumbles e interceptó 12 pases.

Conclusiones:

A todas luces la defensiva de los Patriotas tendría mejores argumentos para detener a su rival, pero hasta ahora no han enfrentado a una ofensiva del calibre de los Falcons,por lo que no se sabe que podría pasar y por su parte lo que se perfila para los Halcones Negros, es que tendrán problemas toda la tarde ante Tom Brady.

Anuncios