Los números del lanzador mexicano Julio Urías en agosto quedaron en 4 ganados y cero derrotas con una efectividad de 1.99 en 22.2 innings trabajados. Lo positivo es lo bien que está lanzando Urías cuando más lo necesitan los Dodgers de Los Ángeles, librando una batalla con los Gigantes de San Francisco y el zurdo ha estado respondiendo bajo presión.

Ya llegó septiembre y continúa en la rotación de abridores. Urías se puede ver como unas las principales razones para que su equipo siga en primer lugar en su división. Una de las habilidades que debe tener un “caballo” de la loma de pitcheo es la capacidad para detener las malas rachas, inspirando esa confianza para sus compañeros con una mentalidad positiva y cuando tengan tres o cuatro días sin saborear un triunfo, es lo que ha dado el zurdo sinaloense.

En sus últimas tres aperturas encontramos una salida el 13 de agosto ante los Piratas de Pittsburgh llegaron perdiendo sus últimos dos encuentros y Julio salió con la victoria, luego el 21 de agosto en Cincinnati los Dodgers corrían el riesgo de caer por cuarto juego consecutivo y él detuvo la hemorragia lanzando seis entradas sin carrera.

Más tarde frente a los Cachorros de Chicago, el equipo que le dio una sacudida en su segunda salida en las Grandes Ligas , le conectaron tres cuadrangulares  aquel día, sin embargo en su más reciente actuación los venció logrando una salida de calidad y evitando la tercera caída al hilo de los californianos.

Por eso es una razón de peso para ver al conjunto de Los Ángeles todavía en la primer posición, con ello complicando más la decisión a los directivos de ponerle un alto en esta temporada. Los Azulejos de Toronto mantuvieron el año pasado a Roberto Osuna hasta la postemporada, no teniendo tantos innings como Urías pero si muchas apariciones.

Por lo pronto, Urías está programado para abrir mañana en Dodger Stadium ante los Padres de San Diego, luego de perder la serie contra los Rockies de Colorado.

Anuncios