“Hay veces que al agua patos y hay veces que ni agua bebe”. Santos Laguna mal y de malas, no han podido encontrar la esencia del juego, un grupo de hombres que practican un deporte  de conjunto y ni por asomo están cerca. Todos hacen honor al nombre del equipo, juegan cada quien para su santo; el primer gol de los Guerreros fue producto de la única jugada en todo el primer tiempo en donde existió un pase, de Bravo a Rodríguez; en todo el primer período jamás se pasaron el balón, todos querían terminar las jugadas.

Había sido un gol oportuno, al minuto 40 antes de ir al descanso, esto ponía las cosas de otra manera. Sin embargo, dos minutos después viene la falla de Araujo y el tirazo de Ruidiaz para poner nuevamente arriba a los purépechas y complicar las cosas para los de casa; un auténtico balde de agua fría, un gol que hizo mucho daño. Para el segundo tiempo siguió cayendo agua helada; antes de pensar en empatar, vino el tercero y lo demás era de trámite; aunque se acercaron con el segundo gol, nuevamente en un rebote que le cayó al único jugador michoacano, vino el cuarto que cerró la cuenta.

Una maquina descompuesta porque la descompusieron, creo que aquí lo que está fallando es eso de la inteligencia deportiva, porque no puedes prescindir de dos medios que sustentaban la base del equipo y no reponerlos; no cabe duda de que Calderón y Pulpo se empiezan a extrañar; es increíble como Zubeldia, quien hablaba de la importancia que tenía Diego González en su esquema, no haya pedido un jugador con las mismas características. Al Santos Laguna le dolía la delantera; cambiaron a Rentería, Orozco y Mendoza por Rodríguez, Hinestroza y Armenteros; hasta ahí se veía bien la cosa; pero nadie contaba que en la media cancha se fueron Calderón y el Pulpo y ¿quien llegó?, nadie, porque ni Cuero parece ser un sustituto de los antes mencionados.

Hoy el técnico mandó a la banca a De Buen, trató con Armenteros, pero a mi juicio se perdió; Armenteros no tiene la velocidad ni el fuelle para cubrir terreno, Rabello no sabemos a qué juega, Gael no concreta, veremos si como lateral encuentra un mejor sitio, Ulises no madura, así que el problema es serio, el enfermo está verdaderamente enfermo, veremos cómo lo sanan. Habrá que ver con Cuero e Hinestroza si llega la sanación, pienso que será muy difícil para el técnico solucionar el problema, porque simple y sencillamente no tiene los medicamentos para lograrlo. Dicen los que saben: Los partidos se ganan en la media cancha, y al Santos Laguna se la desbarataron. Escuchaba a Pepe Riestra decir que tienen un equipo muy completo, creo que se equivoca.

Hay cosas que el técnico y el tiempo pueden solucionar; veía durante el partido la desesperación de Zubeldia al ver que sus jugadores no tocaban la pelota, todos los delanteros la querían meter. Eso con el tiempo se resuelve, y el técnico lo tiene que resolver; o en su chamba lo verá. Es increíble cómo la gente no tiene memoria; el torneo anterior, Zubledia con diez hombres en la cancha – puesto que nadie tomaba en cuenta al Pulpo – hizo 27 puntos, y ahora ya lo quieren correr. Si en el Clausura 2016 Santos Laguna no era un equipo equilibrado era porque le faltaba delantera, ahora le falta media cancha y no lo han querido ver. Veremos si eso que pagó el Racing por el Pulpo no les cuesta en puntos conseguidos, y por consecuencia en problemas con la comercialización del equipo. Al tiempo.

310716ec3521646med
Este jueves inicia la justa olímpica. En lo que se refiere al futbol, México va contra Alemania; gran esperanza se siente en estos chamacos, todos con grandes cualidades, especialmente las tres joyas del Pachuca: Lozano, Pizarro y Gutiérrez. Para nosotros significan la esperanza de volver a ceñirse la medalla de oro, para ellos además será el escaparate para marcharse a Europa. Todo dependerá de ellos, de hacer lo que saben, de no achicarse y de no ver para arriba a nadie. Cuidado con la chilangada: esa prensa que nos ubica como el enemigo a vencer aunque no lo seamos, esa prensa estúpida que no ve más allá de sus narices y le da vuelo a todo lo que es comercializable, cuando ellos son los principales críticos de la comercialización del futbol. Tenemos un buen equipo, con mucha esperanza en jóvenes que nos han mostrado sus cualidades, con la desventaja de no haber tenido la preparación que tuvo la selección olímpica hace cuatro años; ojalá y el Potro sepa manejarlos y lograr de ellos lo que el mundo del futbol en México espera.

Hasta la próxima.

Twitter: @patachueca93

Anuncios