Si ven la escena, es muy chusca; si analizan la jugada, es peligrosa pero efectiva; en varias ocasiones estuvieron a punto de volarle la cabeza.

“Loritinha”: Barrida fuerte, rasa y sobre todo, al puro balón… solo que con la cabeza.  Así era Walter, jugada que hablaba de sus propiedades como futbolista, es el ejemplo más preciso de estos procesos extraños que viven algunos jugadores cuando llegan a la Comarca y su rendimiento no es el mejor, rozando en la desesperación, pero terminan por estar presentes en algún recuerdo del club.

Víctima de circunstancias futbolísticas, junto a comentarios de conductores deportivos sin un  fin de análisis, y en cambio siempre con escaso porcentaje de objetividad, hicieron que pasara momentos complicados futbolísticamente hablando, pero bueno, creo que ya había escuchado cosas más fuertes de Pékerman y Martino.

Un día de estos lúcidos, mucho antes del juego en Morelia, con varios capítulos exitosos por escribir, Daniel Guzmán dijo: ¿Y si pongo al “Lorito” como medio de contención junto al Chato”? Era la pieza faltante en el rompecabezas del descenso; ahí, Lorito comenzó a cosechar los frutos de su dedicación y de su entrega; un tipo todo terreno, desparpajado, sin técnica; pero eso que importaba si tenía todo su cuerpo para jugar futbol.

Beneficiarios de este movimiento: Castillo, Ludueña y por supuesto, Jiménez; a quien sacaron del cautiverio que vivía por la banda para ser un pajarraco libre en la media cancha; a Castillo le abrieron la compuerta para que se desembocara dándole siempre  opción a Ludueña, al creativo, de hacer juego, todo esto lo trajo el movimiento del Loro.

Walter Adrián Jiménez Pereira fue el encargado de dar el alta médica del descenso con aquel gol en San Luis, un disparo de media distancia hizo que el cuerpo descansara, disfrutando el fin del camino que parecía que su destino no era la primera división, y estacionando el camión en liguilla.

Merecido por Lorito ¡aguantó Candela!

7-1 fue el resultado global del primer partido de Arce como Santista pero jugando para Monarcas, haciendo un golazo; estoy seguro de que Walter Jiménez lo recuerda, sufrió una conmoción esa tarde.

10fernandoarce

Apuntalando a un equipo que iba hacer campeón, a un equipo que venía de la salvación a ser eliminados por Pumas, así fue el marco que recibió a Fernando.

Jugador importante, con cartel, reuniendo todas las características de fichaje bomba, quizás el último gran refuerzo mexicano que llego a Santos. ¡Achis! ¿Lugo jugo en santos?

Dentro de los momentos más vibrantes del estadio Corona y de las imágenes más presentes en la afición, está la cara de Fernando Arce celebrando ese gol dejando en la Lona al rival preciso, esa escena es perfecta desde el robo de balón de Rafa Figueroa hasta la reacción de Suazo, fue la cooperación de Arce junto a otras cosas más a ese campeonato.

Sin duda llego con el pie derecho, después de un campeonato y de grandes juegos llegó la hora de comenzar a vivir momentos oscuros, las cosas no se daban, el pipa vivió este proceso comentado al inicio, y al contrario de otros futbolistas que primero les iba mal pero después salían con orejas y rabo; ahora el futbol de Arce estaba en un bajo nivel.

Hoy lo podemos contar como una anécdota pero estos dos tipos vivieron momentos difíciles en la Comarca. Tampoco podemos ignorar que en su momento su juego fue malo y desesperante, pero lograron hacer un par de goles que a mi criterio están dentro de los 10 goles más importantes de la historia de Santos.

La cara de Diego refleja desesperación, incomodidad, pero nunca deja de correr. Si todos corrieran y lucharan como él, otra cosa sería. Cuando se dio la noticia de que vendría a México junto a Marchesín, él fue el más dispuesto en llegar a la Comarca, se rumoraba que Marchesín no quería salir de Lanús, y fueron otros intereses los que lo obligaron a venir.

Apagaré el lado romántico de estos párrafos ya que la situación de Diego no es una anécdota sino el presente, el mal futbol que hizo en las dos campañas anteriores es notorio, se le tiene la confianza de que es un gran futbolista ya que en su primera temporada, siendo campeón lo demostró y fue pieza importante para lograrlo, era una flecha por media cancha; ahora su desesperación por hacer las cosas bien termina por jugarle en contra.

Como afición se tiene la sensación que Pulpo debe ser sustituido por De Buen, que para acentuarlo más cada vez que entra al campo se nota la diferencia; de la misma manera, la decisión de Zubeldia de meterlo de inicio hace parecer que es más por un cariño y un respeto que le tiene a Diego Hernán, situación que pasa con muchos entrenadores, como en su momento lo de Paco Torres con Guzmán.

Santos se distingue por ser un club de proyectos a largo plazo, un club pensante, en el que la inteligencia deportiva existe, por el cual Diego debe de estar tranquilo, sabiendo que tendrá el apoyo, que es hora de tirar esos fantasmas, salir del túnel y abandonar este proceso; si los futbolistas dicen en cada entrevista que el trabajo es la razón de todo, Pulpo debe trabajar horas extras esta temporada, porque si no fuera por la pobreza del  futbol argentino, que quieren todo regalado y a crédito, en abonos chiquitos, ahora estaría en Avellaneda.

Twitter: @pera10

Anuncios