Por: Rubén Romero

Articulista invitado

En la víspera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y ante el fuerte impacto que ha tenido la tecnología de la fibra de carbono en los cronometrajes de las pruebas de correr, ya se habla de las posibilidades de que se rompan algunos récords.

Lo primero por hacer es diferencias los récords olímpicos de los récords mundiales. Son temas muy diferentes, sobre todo en el caso del maratón.

Mientras que un maratón olímpico se corre cada 4 años y se limita a tres corredores por país, el número de intentos para romper un récord mundial es mucho mayor durante ese tiempo.

Tratar de romper un récord mundial le permite al atleta elegir el trayecto del maratón donde lo va a intentar, lo que viene de la mano con el clima esperado.

Los maratones más rápidos del mundo se programan para cuando el clima es más favorable. El Maratón de Berlín arranca a un promedio de 12 grados, mientras que el maratón olímpico de Tokio (Sapporo) arrancará alrededor de 20 grados.

De acuerdo con la estadística, por cada 3 grados de aumento en la temperatura ambiente, es de esperarse que el cronometraje sea uno por ciento más lento.

Si la temperatura fuera lo único que influye en el resultado, se estaría hablando de un cronometraje del orden de 3 por ciento más lento al correr en Sapporo.

Pero eso no es todo. El modelo «vaporfly» de Nike ha mostrado que mejora las marcas de los atletas en un promedio de un 2 por ciento (más rápido).

¿Compensará ese calzado el aumento de temperatura de Sapporo?

No necesariamente: Ganar el oro es mucho más importante que el cronometraje que se registre en un maratón olímpico. Lo que importa es la medalla.

Eso hace que un maratón olímpico se corra de manera táctica, tratando de superar al rival al cruzar la meta, evitando el riesgo de «reventarse» por hacerlo demasiado rápido al principio. Los cronometrajes son secundarios.

La conclusión es sencilla: la probabilidad de que se rompa el récord mundial en Sapporo es prácticamente nula, y la probabilidad de que se rompa el récord olímpico (Sammy Wanjiru 2h 06’32, en 2008) puede ser mayor, aunque eso no estará en la mente de los atletas.

Recuerda que correr es salud y algo más.., mejor calidad de vida.

Correo electrónico: azteca_42@hotmail.com