AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

El amor es como una droga, cualquiera que sea. A una mujer, a cosas materiales y hasta un equipo. 

Todo ésto porque el futbol es como las damas caprichosas, porque se saben bonitas y ese movimiento impacta al hombre, lo hace vulnerable pues el no saber crea angustia e incertidumbre. De ahí que se deben buscar refugios pues ese amasiato no siempre apela a los sentimientos y a los fieles instintos.

Por ello uno entiende a la gente lagunera, la del pueblo, la que vive de esperanzas, de esos que se agitan en los talleres, en el mercado, en las fábricas, en las calles; esos que trabajan para sobrevivir, suelen depositar ilusiones y luego recoger sus cenizas, como ahora mismo en Santos Laguna, porque Fentanes hizo 15 de 30 puntos disputados (4-3-3) pero no puede entrar a marcar lo que Orrantia olvida.

No puede rematar junto con Harold, que de repente perdió la chispa y la puntería. Igual, Mudito.

Todo queda muy claro. Diego Valdés (cuando estaba inspirado y con ganas) conducía al equipo, pero los millones de dólares se lo llevaron y ahora es figura del América como antes Oribe, Benitez y Darwin.

Mr. Elizalde dijo que el equipo estaba completo y echaron al DT Almada, que ahora triunfa en Pachuca, trajo a Caixinha y el fracaso está a la vista. Hay un gran esfuerzo colectivo pero no contundencia.

Santos Laguna, ahora mismo, pudiera entrar con su inconsistencia, en los versos de Juan Manuel Serrat (Barcelona 1943) que a sus 78 inicia mañana una gira de despedida en Nueva York. Porque los verdiblancos de Irarragorri entran perfectamente en los cánticos del poeta catalán porque son «Esos locos bajitos» que han ido perdiendo brillo por «Aquellas pequeñas cosas» y porque los días de juego que dijeron «Hoy puede ser un gran día» no se produjeron. Aunque el «Noi de Poble Sec» exclamaría; «Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio».

Seguramente habrá una reestructuración considerable, porque hay varios jugadores que no están a la altura de la exigencia, por diferentes razones, se zafarán de extranjeros becados y de quienes no son rentables previendo que haya una inyección de calidad que rescate al equipo del anonimato, pensando y decidiendo, estudiando y arriesgando, invirtiendo lo que sea menester. Solo así volverá a ser un equipo competente y competitivo y no porque dar felicidad está en lo obligatorio, sino porque están en busca del alma de su pueblo.

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com