AL LARGUERO

Por: Alejandro Tovar Medina

Articulista invitado

Como el propósito de algunos medios masivos no es reportar realmente lo que sucede, sino integrar a sus seguidores, a la opinión pública, a las agendas de poder corporativo dominante, es que los sobrevivientes que dan la espalda a esos grupos mansos y faltos de rebeldía, tienden a pensar y lo que razonan, o no es comprendido o es menospreciado. Quieren darle un sentido moral a su vida.

La inteligencia se convierte para ellos en un vehículo de resistencia que tiene un choque natural. Son dos fuerzas pues hay quienes se ubican en lo heroico y otros, solo en lo cotidiano. El segundo grupo forma mayoría, por lo tanto, se impone. El primero debe sentirse que solo puede ejercer el cambio con la herramienta de la creatividad, aunque parezca que habla otro idioma.

Mantener la calma. Puede ver que el millonario Gerrit Cole (15-8) en domingo soleado, en su terreno, reciba diez hits y siete carreras en cinco 2/3 para irse abrumado por un colosal abucheo. Los Indios lo cazaron a él y nuestros sufridos Yankees. Solo van quedando, los recuerdos de la vieja fantasía.

No hacer juicios temerarios. Si Amaury deja ir a Vucetich, con todo y dos victorias al hilo y “en una clara etapa de mejoría” es porque algo advirtió pero lo que confunde es que deje tranquilo a Peláez, que recomendó pagar millonadas por jugadores que no han rendido.

No dejarse impresionar. Reynoso volvió a la vida luego del sofocón que le dio Rayados y Cruz Azul sacó la cabeza ante un equipo queretano desprovisto de figuras y moral. No impresiona pero tiene formas de darse cuenta de que varios jugadores no están al mejor nivel y otros se han estacionado.

No permitirse la envidia. Mientras todos los lanzadores de Yankees flaquean, no envidiar a Dodgers que consiguió al viejo zorro Scherzer que desde que llegó de Nationals tiene 70 y ha ponchado a 70. Entre él, nuestro Julio Urías (18-3) con Kershaw regresando, se ven como el trío infernal.

No crucificar a los árbitros. ¿Ustedes creen que los colegiados mexicanos no sepan a quiénes debe echar, con una segunda tarjeta?. Lo cierto es que están aleccionados. “No expulsen”. Fernando Hernández debió botar en el clásico a Gignac a Salcedo y no condescender con el portero Andrada. Los dejan sujetos a ser regañados por los jugadores, que dan leña sin parar, sabiendo que no habrá tarjetas. Para colmo, para la gente de FOX el silbante era Guerrero y luego lo cambiaron por el real, Hernández.

Resignarse con santistas. Con un plantel tan reducido y sus figuras Acevedo, Gorriarán, Cervantes y Lozano en recuperación, no puede aspirar a mucho y su destino parece navegar en la media tabla. Tiene algunos jugadores que están pintados y su DT siempre está al borde del infarto.

Tomarlo todo con humor. Cuando los comentaristas le digan que en la banca de suplentes todos son revulsivos (que producen un cambio importante) créalo y aumente su ilusión, no piense que solo son esperanzas de mejoría, así evitará molestias y asimilará los alimentos, no le sabrán a cartón con sal.

Correo electrónico: arcadiotm@hotmail.com