Por Liliana González Lobo

Leylah Fernandez y Emma Raducanu

La NEXGEN parece estar decidida a conquistar el tenis actual, ya no le tienen “respeto” a nadie, ni a los grandes, ni a los experimentados, ni a los famosos, a absolutamente a nadie, se paran, se plantan, se despreocupan, juegan, batallan, se ganan al público, se la creen y ganan.

Y es que el US Open nos ha sorprendido agradablemente con estos jóvenes que están dando tanto de que hablar.

Iga Swiatek, Amanda Anisimova, Ludmila Sansonova, Bianca Andreescu, Caty Mc Nally, Coco Gauff, Jasmine Paolini, Kaja Juvan, Mackenzie Mc Donald, Jenson Brooksby, Jannik Sinner, Sebastián Korda, Denis Shapovalov, Felix Auger-Alissame, Carlos Alcaraz, Casper Ruud, Brandon Nakashima, Alexei Popyrin y, por supuesto, Leylah Fernandez y Emma Raducanu, son las caras nuevas del tenis que están dando de qué hablar, unos más que otros, pero todos se han hecho notar en el último año por algún torneo o varios.

Una desenlace que nadie esperaba el primer día, la emoción por las hombradas que hicieron cada una ronda a ronda, nos iban entusiasmando, al grado de imaginarlas ya en una final juntas, sólo que hace apenas unos días parecía simplemente una utopía difícil de convertirse en realidad.

Leylah Fernandez

Leylah Fernandez, 19 años, #73 del ranking (cuando empezó el torneo), viene mostrando su buen tenis desde el 2019, aunque fue en el 2020 cuando comenzó a sobresalir más, en el Australian Open, en el Abierto Mexicano y en el GNP Seguros Monterrey.

La canadiense tuvo que pasar por encima de Ana Konjuh, Kaia Kanepi, Naomi Osaka, Angelique Kerber, Elina Svitolina y para acabar el cuadro a Aryna Sabalenka. Dejó fuera a 3 campeonas de Grand Slam y a la #2 del mundo.

Mientras que la británica comenzó con Voegele y Zhang en las primeras rondas, para luego ganarle a Sara Sorribes Tormo, Shelby Rogers, Belinda Bencic y por último a Maria Sakkari.

Emma Raducanu

Emma Raducanu, 18 años, #150 del ranking (al comenzar el torneo), viene pisando fuerte desde que llegó a 3era ronda en Wimbledon este año, donde desgraciadamente tuvo que retirarse. Antes del US Open llegó a la final del Torneo Chicago 125, donde perdió ante la danesa Clara Tauson.

De ganar la final del US Open, Leylah que actualmente ya es #27 en el ranking pasaría a ser la #19, mientras que Emma Raducanu, que pasó de ser la #150 a la #32, su actual posición, pasaría a ser la 23ª.

Fernandez tiene como una de sus mayores virtudes: su fortaleza mental, su paciencia, su concentración y confianza, su competitividad, energía y vitalidad. Tiene un gran tenis muy agresivo, sobre todo desde el fondo de la pista, es rápida y le gusta anticipar. Es zurda, tiene grandes reflejos y tiros potentes.

Leylah Fernandez

Raducanu tiene un tenis similar al de su rival, basado en la anticipación y la rapidez, tiene una calma como pocos, sea cual sea el resultado, la tranquilidad es una de sus armas más efectivas, se considera muy astuta tácticamente y sólo espera lo mejor de ella en cada cosa que hace, ella cree en sí misma.

Lo que más ha llamado la atención de esta final son todos los récords a los que se ha llegado, ya sea por ambas o cada una en particular.

Es la primera final de Grand Slam, masculina o femenina, con jugadoras sin preclasificación desde el comienzo de la Era Abierta en 1968.

Emma Raducanu inició en el US Open en la qualy y lleva ganados 9 partidos sin ceder un set.

Emma Raducanu

La británica es además la primera mujer desde Angelique Kerber en el 2016 que llega sin perder un set, la última en ganar el US Open así fue Serena Williams en el 2014.

Está será la novena final femenina con dos adolescentes desde que comenzó la Era Abierta en 1968 y la primera desde 1999 cuando Serena Williams de 17 años derrotó a Martina Hingis de 18 años.

Primero fue Leylah y luego Emma, en ser las tenistas más jóvenes en llegar a una final de Grand Slam desde Maria Sharapova en Wimbledon 2004.

Ambas tienen todo para ganar su primer Grand Slam, lo han dejado todo en la cancha, se han ganado al público, han roto récords, han mostrado un gran tenis, literalmente, la pelota está en el aire, no me atrevería a decir que alguien puede ser una clara ganadora, cada una tiene los suyo, sus grandes virtudes que las llevaron a esta final, hablar de que les falta experiencia es ridículo en esta ocasión, ambas se enfrentan en circunstancias muy parecidas.

Emma Raducanu y Leylah Fernandez

Quizá pudiéramos decir que Fernandez le lleva, más o menos, un año de ventaja jugando como profesional y que ya a jugado Grand Slams, sin embargo, Raducanu que jugó su primer torneo de la WTA poco antes de Wimbledon de este año, ha mostrado mucho.  

Ambas han mostrado una madurez fuera de serie y no coincidente con su edad y experiencia, ambas han mostrado tener un espíritu de lucha poco visto, una credibilidad en ellas mismas que asombra, una tranquilidad que pone nerviosas a sus rivales y un tenis que ya lo quisieran muchas.

Hablemos de tenis… déjanos tus comentarios aquí abajo y dale like a nuestra página de Facebook: @LiliLoboWC, en Instagram: @wildcardbylililobo y en Twitter: @WCLiliLobo, donde encontrarás mucha más información.