Esta semana Santos Laguna tuvo fiesta, pues cumplió 38 años de edad. Siempre un aniversario de estos Guerreros nos transporta al pasado y repasamos las penas y alegrías vividas por este club.

Un equipo que llegó a la Comarca cuando el IMSS tenía muchos equipos que patrocinaba en todo el territorio nacional, uno de ellos estaba en el Estado de Tlaxcala, en la Cd. de Santa Cruz, y fue ese el que llegó a Gómez Palacio gracias a la intervención de algunos empleados del Instituto de esta ciudad. Los fundadores: puros laguneros; y al primer año resultaron campeones, y ascendieron de Segunda División “B” a la Segunda “A”. 

Su estancia en esa división, duró sólo 5 años, pues en el año 1988, y a raíz que en la liguilla por el ascenso fueron eliminados por las Cobras de Cd. Juárez, se presento la oportunidad de comprar la franquicia de los “Ángeles” de Puebla, gracias a la intervención de los Señores Necochea con el gobierno de aquel estado. 

Santos Laguna es de los equipos que no ha descendido. Sin embargo, durante los primeros años la afición lagunera no vivía más que las angustias del descenso. El equipo tenia una sociedad –o mejor dicho, los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara tenían acciones en el equipo– y éste estaba obligado a ceder a los mejores jugadores que surgieran de las fuerzas básicas. Sucedió que otro de los socios del club era Grupo Modelo. Salvador Necochea, por el compromiso que tenía con los señores Leaño, cedería a Tecos a Hugo León, un chamaco extremo con muy buenas hechuras, y esto no le gusto al Señor Muguerza. Más tarde, la Cervecería compra la mayoría de las acciones del equipo, lo que le cambia la cara y el panorama se abre. 

Pero resulta que había que sortear el descenso, y hubo que manejar un partido de vida o muerte contra el Morelia. Los michoacanos con el empate calificaban a la liguilla, y los laguneros, con el mismo resultado, se salvaban del descenso y sentenciaban al Irapuato. Curiosamente el resultado fue un ¡cero a cero! Infame partido. Se sabe que el partido estuvo arreglado, aunque todo mundo lo niega. 

Yo quisiera reconocer a Don José Miguel Muguerza, director de la Cervecería Modelo de Torreón, y al C.P. Rene Saracho: lagunero, que en ese tiempo era el director de finanzas del Grupo Modelo en la CDMX. A mi juicio, fundamentales para que el equipo fuera adquirido por la Cervecería. Y así, más tarde fueron llegando grandes jugadores. El primero fue el “Turco” Apud, y después llegaron Adomaitis, Zambrano, Daniel Guzmán, etc., etc. Así comenzó la historia de un equipo protagonista e importante para el futbol mexicano. Ese mismo año, 1993-1994, perdieron la final contra los Tecos; en 1996 llegó el primer campeonato. Se pasó por épocas difíciles, la venta a Ahumada y luego la recuperación del equipo por parte del Grupo Modelo, con la llegada de Alejandro Irarragorri, un hombre que sabía lo que traía entre manos. Se fue a Escocia, capacito a mucha de su gente, estuvieron en la Masía del Club Barcelona. Gestionó la construcción del nuevo estadio Corona, que no sólo fue eso, sino que creó un territorio que es un ejemplo para todos los clubes de nuestro país. Hoy por hoy, Santos Laguna es protagonista, es más,  está reconocido para la CONCACAF como el cuarto mejor equipo del siglo XXI. Cinco campeonatos de la Liga MX, 2 subcampeonatos de la CONCACAF. “Poco tiempo mucha historia”.

Hasta la próxima.