Por: Aarón Arguijo

Articulista invitado

“Nunca nada ha sido tan divertido como el beisbol”.

Mickey Mantle

En el preámbulo para el “Playball” de la temporada 2021 en la Liga Mexicana de Beisbol, calentamos motores gozando de lo lindo con las Grandes Ligas, que ya nos han entregado larguísimos batazos, juegos sin hit, lances espectaculares, historias dignas del recuerdo, es el maravilloso mundo de Las Mayores que al parecer, arrancaron en cuarta velocidad. No se ustedes, pero aunque no ha transcurrido siquiera un mes de temporada regular, yo observo hacia atrás y vislumbro el calendario como si ya llevara cerca de 100 juegos, como si ya fuera adulto, pero eso está aún muy lejos de suceder.

Durante este mes de abril, tenemos sorpresas al por mayor, ¿quién se imaginaba que como líderes divisionales de la Liga Americana íbamos a ver a Boston, Kansas City y Seattle / Oakland? Peor aún, ¿quién imaginaría que en el sótano estarían los Yanquis en el Este y los Astros en el Oeste? Si usted responde que justo tenía ese pronóstico hace un mes, le solicito no se engañe a sí mismo, so pena de recibir el mismo castigo que el protagonista del cuento de Pedro y el Lobo. Los Yanquis estaban anémicos en su bateo, pero al parecer, durante su visita a Cleveland le rezaron a Jobú “el Dios de las carreras” (vea la película de Major League (David Ward, 1989), entenderá la referencia y se divertirá) y han comenzado a batear largo, tal y como le gusta a sus aficionados; los “Bombarderos” tienen un excelente récord en la ciudad donde está ubicado el Salón de la Fama del Rock n´ Roll y de ahí volarán a Baltimore para enfrentar a unos Orioles sobre los que tienen un dominio abrumador, deben aprovechar los neoyorkinos para cuando menos, emparejarse en victorias y derrotas para nuevamente entrar en contienda por el banderín y es que no importa si van 2 ó 160 días de temporada, los Yanquis no se pueden permitir estar en el sótano de su competitiva división.

La gran historia en la Liga Americana son los Atléticos de Oakland, jugando un beisbol alegre y atractivo, han hilvanado 12 victorias, recordándonos evidentemente la película Moneyball (Bennett Miller, 2011), pero lo realmente sorprendente es que, otra vez, la organización dirigida por Billy Beane está superando a la ficción con su agradable realidad. En la división Central, los Reales de Kansas City al parecer se están adelantando, pues sus maravillosos jóvenes, miembros de una reestructuración de la franquicia, están mostrando ser precoces y eso lo agradece su sufrida afición, son un equipazo que divierte, dirigido por el veterano y millonario Salvador Pérez.

En el Viejo Circuito han empezado a levantar los Mets y esa es una buena noticia para la competitividad en la división Este y el Queens, ya que por fin se pueden burlar, aunque sea por un rato, de sus vecinos del Bronx, pues los azules están en la cima de su pelotón y los de rayas se ubican en el fondo del suyo. La división Central tiene equipos divertidos para observar, súper estrellas y una buena pelea por el liderato, ojo con Luis Urias, el de Magdalena de Kino, Sonora, está jugando de gran manera para los Cerveceros de Milwaukee, que están en una atractiva serie ante los sublíderes Cachorros de Chicago.

Y el Oeste hoy es “salvaje”, con los campeones Dodgers y los Padres en una sensacional rivalidad, al grado de que algún atolondrado ya la pone al nivel de la Yanquis contra Boston. Lo cierto es que hoy son dos trabucos a los que hay que ver, para muestra, los duelos de pitcheo: ayer, Clayton Kershaw contra Yu Darvish y hoy Trevor Bauer frente a Blake Snell, todos, salvo el japonés, ganadores del Cy Young. Los Gigantes de San Francisco lograron una buena racha y hoy pelean en lo alto del standing, pero la pelea parece reducirse a los otros dos californianos.

Este domingo podremos disfrutar el primer juego de pretemporada de los Algodoneros del Unión Laguna en el estadio de Beisbol de la Revolución, donde recibirán a los campeones Acereros de Monclova, con quienes no verá acción su flamante Bartolo Colón, pues lanzó apenas ayer. Obviamente, no puede esperar usted un juego como los de temporada regular en el inmueble de la avenida Juárez, habrá muchos cambios, realmente muchos, de pitchers y de jugadores de posición, pues ahora mismo, esos juegos son para que los mánagers puedan ver en acción a la gran mayoría de sus peloteros. Disfrutemos el juego y guardemos el orden en cuanto a las medidas sanitarias, debemos ser aficionados responsables, para que se sigan abriendo las puertas al beisbol, que es, sin duda, lo que todos anhelamos. Feliz fin de semana y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Correo electrónico: aarguijo@elsiglodetorreon.com.mx