Había escrito en el Patachueca anterior, acerca del temor de que Santos Laguna dejara de ser un equipo protagonista en el futbol mexicano ahora que tiene otro hermano menor, o mayor si usted quiere, dependiendo de que lado se le mira, dada la historia del Club Atlas de Guadalajara; en el sentido de aquello de que: “El que a dos amos sirve con alguno queda mal”. 

En el año 2013, nace Orlegi Deportes u Orlegi Sports, como le suene más bonito. También comentamos en la entrega anterior algo de las formas que dieron lugar a tal acto con la compra del Club Santos Laguna al Grupo Cervecero. En aquella ocasión, los aficionados al equipo se cimbraron, el impacto fue mayor que ahora, nadie creía en ORLEGI, se acababa el presupuesto y el equipo se venia abajo, pero el equipo siguió bien  y lo demuestran los números presentados en la columna anterior. 

Pero no sólo el equipo se sostuvo, sino que ORLEGI creció, ahora es un conglomerado de empresas con una diversidad que va desde la agroindustria, el deporte, hasta el negocio Inmobiliario y de Seguros. Cientos de empleados conforman el Grupo y muchos países se ven beneficiados con sus productos.

Alejandro Irarragorri ha demostrado que es un gran empresario: no le interesan las relaciones publicas ni quedar bien con nadie. Es admirable por lo que ha logrado en tan pocos años, tiene bien definido su Grupo y exigirá resultados por unidades de negocio. Eso como lagunero y como aficionado al futbol me tranquiliza, porque creo que seguiremos teniendo un equipo competitivo.

Claro que implica un riesgo, la salida de Furch de Santos Laguna nos dice que ha sido con el fin de reforzar al Atlas, un equipo con mas necesidades, con problemas en la tabla de cocientes. Ahora bien, la situación actual no permite hacer inversiones, sino maximizar la ya existentes, de tal suerte que el intercambio de jugadores entre los dos equipos se dará con frecuencia para evitar el flujo de efectivo. ¿Cuál es la esperanza? Pues que el tal Jeraldino funcione en el equipo lagunero como no lo hizo en el de Oblatos, e igualmente Isijara. Eso suele suceder, el ejemplo fue Gael Sandoval, que aquí vino por el aire que no tuvo con Chivas.

Santos Laguna deberá funcionar como una unidad de negocio del Grupo Orlegi y deberá dar resultados al Grupo, el responsable de ello es su Presidente Dante Elizalde y para ello tendrá que lograr un equipo competitivo en base a los buenos resultados, de las fuerzas básicas y la eficiencia del “scouteo”, porque ese es el producto que deben ofrecer; de lo contrario, los patrocinadores y los contratos de televisión se vendrán abajo y entonces si, a sufrir. Con el tiempo veremos de que lado masca la iguana. El origen de Orlegi está en La Laguna, de ahí su nombre: ORLEGI, palabra euskera que en castellano significa “verde” y si la separamos EGI significa “realidad”. Por tanto, ORLEGI es una realidad verde, no rojinegra, de tal suerte que el hermano mayor será y es el equipo de los Guerreros.

Para terminar, mis felicitaciones al Grupo Orlegi: Tampico-Madero Campeón.

Hasta la próxima.

Feliz año.

Twitter: @patachueca93