La Fórmula Uno es un mundo en donde todo sorprende, ya sea para bien o para mal, y quién diría que este fin de semana sonaría el himno italiano en el podio, pero no precisamente por parte de Ferrari, sino por parte de Alpha Tauri, cuyo piloto Pierre Gasly se llevó la victoria en este gran premio, algo que nos dejo sin palabras a todos ya que esta temporada se veía dominada por la Escudería Mercedes Benz, que en esta carrera no pudo sobresalir.

Con este resultado Alpha Tauri nos vuelve a demostrar el gran trabajo que vienen haciendo desde varios grandes premios atrás. Este gran premio nos sorprendió a todos ya que no sólo Pierre Gasly obtuvo un buen resultado, sino también Carlos Sainz, quien desde la ronda de clasificación sorprendió a todos obteniendo un tercer puesto en la parrilla de salida, puesto que desde el inicio pudo mejorar al rebasar a Valtteri Bottas. Ya en la segunda plaza, Carlos se mantuvo un par de vueltas pero el verdadero reto sucedió cuando Charles Leclerc provocó una bandera roja y Lewis Hamilton, quien en ese momento lideraba la carrera fuera sancionado con 10 segundos, por entrar a boxes cuando éste se encontraba cerrado por un accidente de Kevin Magnussen ahí afuera; dicha sanción fue cumplida una vuelta después de que la carrera fuera relanzada, a sólo 26 vueltas para el final. Carlos luchó por la victoria hasta el final con Pierre Gasly, pero se quedó a 415 milésimas de segundo de la victoria. Si bien no pudo obtener el primer puesto, sí pudo obtener su mejor resultado en la Fórmula Uno con la segunda posición en este gran premio.

Por si no fuera suficiente, Lance Stroll también obtuvo podio en esta carrera; contó con bastante suerte y se vio beneficiado por la bandera roja que provocó Leclerc, ya que era el único piloto que no había entrado en boxes, y al momento de la bandera roja se le permitió hacer el cambio de neumáticos, lo que le permitió ganar bastantes posiciones, ya que se pudo ahorrar el tiempo perdido por los demás pilotos y hacer una carrera sin ninguna parada en boxes. De no ser así, hubiera tenido una carrera difícil, pero la suerte jugo a su favor. Lamentablemente ese no fue el caso para Checo Pérez, que una vez más no pudo tener a la suerte de su lado como Lance Stroll; desde la ronda de clasificación, Checo nos demostró que podía obtener podio logrando la cuarta posición, algo que ya en carrera no se veía muy difícil ya que logró rebasar a Valtteri Bottas, y Lewis Hamilton tenía una sanción de 10 segundos, lo que nos llenaba aún más de esperanzas ya que sólo quedaba un buen manejo y una buena entrada en los boxes para no perder posiciones. Desgraciadamente, después del safety car provocado por Magnussen, Checo entró a boxes y los mecánicos no podían retirar su llanta delantera, lo que le ocasionó perder tiempo y también perder diez posiciones, cayendo a la décima cuarta plaza, desde la cual tuvo que recuperarse, pero solo pudo llegar a la décima posición. Checo no ha contado con la mejor suerte. En esta ocasión, ese error en los boxes le costó la carrera al piloto mexicano, pero esperemos que el próximo fin de semana pueda contar con una mejor suerte.

Pasamos a hablar sobre la escudería Mercedes Benz, que este fin de semana no pudo hacer mucho, Valtteri Bottas tuvo una mala arrancada lo que le ocasiono perder cuatro posiciones, de la cual solo pudo recuperar una posición logrando un quinto puesto, que si lo comparamos con el resultado de su compañero de equipo Lewis Hamilton, es un resultado bastante malo,  ya que Hamilton tuvo que cumplir una sanción de diez segundos en un pit and go, cayendo a la última posición desde la cual tuvo que remontar logrado llegar a la séptima posición, un par de vueltas mas y seguro Hamilton hubiera logrado rebasar a su compañero de equipo, hoy la escudería no tuvo su mejor día pero sabemos que cuentan con  un monoplaza espectacular y que en las demás carreras podrán recuperar lo perdido de este fin de semana.

Continuando con las malas noticias, Red Bull hoy no pudo sumar puntos con ninguno de sus pilotos: Max Verstappen traía un ritmo bastante malo, luchando con Valtteri Bottas al cual nunca pudo alcanzar. Al final tuvo que abandonar por problemas en su monoplaza; Alexander Albon quedó penúltimo este fin de semana, al igual que Mercedes; Red Bull en esta ocasión no pudo hacer nada; como sabemos, Monza no es un circuito que se le dé a Red Bull, pero nunca esperamos que tuvieran un rendimiento tan paupérrimo como el de este fin de semana.

Terminando con las malas noticias de este fin de semana, Ferrari volvió a tener un rendimiento bastante malo, sin duda algo muy triste ya que hoy corrían en casa. Sebastián Vettel tuvo que abandonar al quedarse sin frenos; por otro lado, Charles Leclerc sufrió un terrible accidente al perder el control de su monoplaza en la parabólica (última curva del circuito). Afortunadamente, el piloto monegasco no sufrió ninguna lesión, pero sí ocasionó una bandera roja, ya que destruyó la barrera de neumáticos. La carrera tuvo que parar en la vuelta 27, en lo que se efectuaban las reparaciones. Después de esa bandera roja la carrera fue relanzada a solo 26 vueltas para el final. Definitivamente es una lástima ver a Ferrari así, y más cuando ellos eran los ganadores del gran premio de Monza del año pasado.

Sin duda un gran premio que nadie se esperaba, con bastante suerte para uno y bastante mala suerte para otros, ya que no solo hubo un podio diferente al que estábamos acostumbrados; también hubo un safety car y una bandera roja, lo cual generó más emoción en la carrera. Pero así es el automovilismo: a veces se gana y a veces se pierde, sólo hay que aprender de los errores y mejorar.