Para ser campeón, hay que ganarle a cualquiera. Almada ha demostrado ser un técnico inteligente y, sobre todo, valiente. Seguro de lo que hace y con mucha confianza en su gente. Debo confesar que al no ser yo un periodista, no tengo muchos datos, ni tiempo para buscarlos; lo cierto es que Guillermo Almada ha demostrado que no importa la nacionalidad y mucho menos la edad. Para él, el que tiene que jugar es el que mejor está. Es por eso que desde el inicio del Apertura 2019 no aparecieron en su alineación ni “El Gallito” Vázquez, ni Javier Abella; aparecieron en su lugar Ulises Rivas y Orrantia. Además, esto era ya una locura: dejó en la banca a Valdés y le dio la oportunidad al jovencito Adrián Lozano; la verdad, pocos esperaban algo del Señor Almada.

Ha jugado con Acevedo en la portería, 23 años; Adrián Lozano, 20 años; Gerardo Arteaga, 21 años; Ulises Rivas, 23 años; Eduardo Aguirre, 21 años; Édgar Games, 18 añitos; Jonathan Díaz, 20 años; además de Javier Abella; todos canteranos; con ellos jugó Almada, se la rifó y los puso en el mapa. Así llegó a conquistar la cima, así es, hoy por hoy, el número uno; así le jugó al Toluca en su casa: con un equipo cuya edad promediaba 22.5 años.

Para ganar el campeonato hay que ganarle a todos. Primero estarán los Rayados, un octavo lugar mentiroso; después, el América, en caso de que dé cuenta de los Tigres. El camino no se ve fácil, pero para ser campeones hay que sortearlo.

Santos Laguna está en la liguilla y ahí todo puede pasar. En este futbol mexicano, se está en manos de un VAR que lo manejan seres humanos y cuyo criterio será la ley. ¡Fuchi, guácala!

Y sigue la miopía de los que salen en la tele en Ciudad de México. ¿Cuándo abonaran a que el futbol mexicano sea mejor? ¿Cuándo serán más profesionales y se pondrán a ver todos los partidos? ¿Cuándo harán crecer una liga que para ellos es sólo de cuatro? Me llamó la atención el comentario de José Ramón Fernández: “La liguilla no tiene interés al no estar: Pumas, Cruz Azul y Chivas”. A mi juicio, un comentario tan enano como su estatura. Son altos críticos contra los federativos y ellos están igualito que la mosca, cuando, montada sobre el lomo del buey, le dijo: “Andamos arando”.

Twitter: @patachueca93