Por: Fernando Benito

Articulista invitado

Siguiendo los diversos programas de análisis de la NFL que se transmiten en las diferentes cadenas de televisión, me encontré con que por lo menos en un par de ellos se dieron debates en torno a si la ronda de comodines que se jugará este fin de semana puede ser la mejor de la historia.

Obviamente tendríamos que esperar a que se efectúen los 4 partidos para ver si esto puede considerarse, pero de inicio los expertos coinciden en que en el papel desde hace muchas temporadas, no se tenían confrontaciones de tal calidad al arrancar los playoffs.

Y es que basta observar de forma superficial cada uno de los duelos programados, para encontrar bastantes elementos que nos lleven a concluir que podrían ser batallas épicas entre escuadras que ostentan mucho talento.

Por un lado tenemos en la Conferencia Americana los choques, Texanos de Houston ante Potros de Indianápolis y Cuervos de Baltimore contra Cargadores de Los Ángeles.

Los Colts que llegan enrachados a estas instancias, buscarán retar a la imponente defensiva de los Texans y por su parte los Ravens que presumen tener a la mejor unidad de contención de toda la Liga, vuelven a medir fuerzas con el poderoso ataque de los Chargers y el quarterback Philip Rivers, a quienes ya superaron apenas hace un par de semanas.

Mientras que en la Conferencia Nacional, se dará el enfrentamiento entre los Osos de Chicago y las Águilas de Philadelphia, además del partido Halcones Marinos de Seattle ante Vaqueros de Dallas.

Los Bears han maravillado a muchos por la manera en la que han dominado defensivamente a sus oponentes en sus mas recientes compromisos y ahora se aprestan a enfrentar a los campeones Eagles, que han recuperado su filosofía ganadora gracias otra vez a la magia del pasador Nick Foles. En tanto, los Seahawks, que se han manejado con bajo perfil pero que sin duda son un equipo muy completo, se ven las caras con los irreverentes Cowboys, que lucen como un rival peligroso debido a lo bien que se viene desempeñando el mariscal de campo Dak Prescott.

Así es que definitivamente existen muchos ingredientes para pensar, que cada uno de estos desafíos nos llevarán a lo sublime en cuanto a emociones se refiere y aunque por lógica se tiene que etiquetar como favoritos a cuatro de los contendientes, no se descarta en lo absoluto que ganen todos los conjuntos que no tienen este momento los momios de su lado en las apuestas.

Cuando llega la postemporada de la NFL siempre escuchamos la frase que dice “viene lo mejor”. Pues bueno, parece que eso hoy más que nunca aplica a la perfección para lo que nos aprestamos a vivir.

Correo electrónico: ferben@gremradio.com.mx

Anuncios